Corea del Sur estima que se reactive Comité de Cooperación con Venezuela

 Caracas 06 Jun (El Universal)   Desde la década de los ochenta, Venezuela y Corea del Sur muestran un dinámico intercambio comercial y de inversiones que se ha ido moldeando, en función de los cambios en sus economías y de sus particulares  proyectos de desarrollo.

Corea del Sur se asomaba al mercado venezolano, en el inicio de las relaciones, con una oferta exportable principalmente de  la industria automotriz y de  electrodomésticos. En el avance de los años, incluyó en su portafolio, a las telecomunicaciones, autopartes, maquinarias y medicinas, señaló Kim Jiyeob, director de la Oficina Comercial de la Embajada de Corea en Venezuela.

Ese país asiático tiene actualmente una población de más de 48 millones de habitantes y una economía en expansión, indicó. En 2015 arrojó un crecimiento de 2,6% del Producto Interno Bruto (PIB) y prevén llegar al 3% al cierre de 2016. Transnacionales  como Hyundai y sus filiales, Samsung, LG y Daewoo tienen presencia en el país.

Destacó el  representante diplomático que desde 2008, ambos países cuentan con el Comité de Cooperación Conjunto Corea del Sur-Venezuela, en las áreas de energía y recursos minerales. “En el marco de ese comité, se han celebrado varios acuerdos, entre ellos, la adecuación de la refinería en el eje de Puerto de la Cruz”, con el fin de maximizar el aprovechamiento de las reservas probadas de crudo de la Faja Petrolífera del Orinoco Hugo Chávez.

En la normativa del Comité se estima que cada año, los países intercambien de sedes, comentó. “Desde 2012 no nos reunimos y le correspondería a Venezuela invitar al gobierno y empresarios coreanos. Es una esperanza para nosotros reabrir este canal de cooperación entre nuestras naciones”.

Jiyeob sostuvo que las “bases de desarrollo” de estos países “son diferentes. En Surcorea “transformamos la materia prima en productos terminados a los fines de exportar y Venezuela es proveedor de materia prima. En Venezuela se privilegia al mercado doméstico y en Corea, se busca la exportación, como fuente de obtener divisas”.

Refirió que en su país cuentan con “tecnología para procesar los insumos y experiencia en sectores siderúrgicos y petroquímicos, que queremos compartirlo con Venezuela. También tenemos productos semielaborados que pueden ayudar al desarrollo de este país”.

Recordó que 2007 fue el año de  mayores exportaciones coreanas a Venezuela, al alcanzar 1.232 millones 506 mil dólares, mientras importaba de Venezuela 99 millones 785 mil dólares; luego descendieron hasta el más bajo nivel registrado en 2014, cuando ese país colocó mercancía en el mercado local por 235,8 millones de dólares. En 2015 sus exportaciones se ubicaron en 449,4 millones de dólares y las importaciones en 20,7 millones de dólares.

El director de la Oficina Comercial  dijo que “después de 2013, aquí es difícil obtener  divisas, por tanto la importación de autopartes  cayó mucho. En vista de eso ahora exportamos a Venezuela, máquinas para la construcción de plantas de alta conversión del Complejo de Jose, en Puerto La Cruz por 3.000 millones de dólares. La obra incluye la adquisición de tuberías y tanques; esa es una inversión de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), no hay capital coreano pero las compras se hacen a Corea, China y Japón”.

En 2014, apuntó, el mayor aporte que hizo Corea a Venezuela fue la del cable eléctrico submarino que une a Chacopata con Margarita, así como  elevadores, válvulas y máquinas pesadas de construcción.

Petróleo y chocolate

“Venezuela exportaba una porción de petróleo y acero procesado primariamente. En 2015  concretamos  3 millones de dólares en acero y 4 millones de dólares  en aluminio”, precisó.

Corea del Sur posee un parque refinador de petróleo, pero no para procesar crudos pesados, confió.  “Si Venezuela nos exportara crudo ligero sería una buena cooperación; lo produce pero tiene otros destinos”.

Exaltó que Venezuela les exporta mariscos (langostinos, camarones y pez espada), ingrediente fundamental en la gastronomía coreana y “este año va a crecer mucho”. También chocolate, “pero todavía no tanto, la calidad del producto es  muy famosa  en el mundo,  pronto será una moda el chocolate venezolano en Corea”.

En cuanto a las inversiones,  contó que aunque en 2005, la empresa Posco –apostada en Puerto Ordaz– vendió sus acciones, actualmente  empresas coreanas  importan briquetas de Ferrominera Orinoco. “Pagamos por adelantado y a la vuelta de dos años, recibimos el material para desarrollar infraestructuras”, detalló.