Aseguran que el país honró pagos de forma impecable

 Caracas 13 Jun (El Universal)   La recuperación de los precios del petróleo se concretará antes de que Venezuela reciba la certificación internacional de sus reservas de oro y otros minerales preciosos en el Arco Minero, aseguró el analista económico Luis Enrique Gavazut, quien considera por ello, que los recursos provenientes de la industria petrolera, que contabilizan el 95% de las divisas que entran al país, continuarán por mucho tiempo más regulando el tipo de cambio a través colocación de éstas en el BCV, especificó.

 

 “El Arco Minero tiene un gran potencial de negocios pero tampoco es muy significativo, en comparación con el flujo petrolero siempre es mucho menor y tampoco son negocios a corto plazo. La verdadera importancia del Arco Minero, desde el punto de vista de las finanzas públicas, es que una vez que se otorgue el certificado de esas reservas, Venezuela va a tener un respaldo financiero adicional, y eso debería influir en la mejora del riesgo país”, aseguró.

 

A su juicio, las agencias de calificación de riesgo ubican a Venezuela como el peor país del mundo para invertir, y esto no se justifica por cuanto sobre ello ha privado un factor geopolítico que en nada tiene que ver con el comportamiento de la Nación ante sus acreedores, aseguró Gavazut.

 

“Venezuela tiene una tradición de buena paga y de honrar sus compromisos de deuda externa impecable, por lo que no se justifica este riesgo país. Esta calificación implica que nuestra deuda soberana tiene que pagar 25% de interés adicional sobre lo que pagan los Bonos del Tesoro de los Estados Unidos, que vuelve nuestro endeudamiento sumamente costoso y determina que la República no pueda acceder a nuevas fórmulas de financiamiento externo”, dijo.

 

Observó que estrategias como el Consejo de Economía Productiva, la centralización de compras públicas y el haber enfocado la atención en el financiamiento de pequeñas y medianas empresas, son pasos positivos. Recomienda instalar un equipo de investigación que detecte los orígenes de la realidad económica para contribuir a la toma de más decisiones efectivas.