El desempleo en la zona euro está cayendo, y rápidamente

 Madrid. 8 Dic (Bloomberg) Como señalan los economistas de UBS Wealth Management Ricardo García y Christoph Buxtorf en un comentario, la tasa de desempleo en el bloque de los 19 países que comparten la moneda común ha caído más rápidamente de lo que muchos pronosticaban, entre ellos el Banco Central Europeo. De hecho, la tasa de desempleo, que se ubicó en 9,8 por ciento en octubre, cayó al nivel más bajo en más de siete años, por debajo del 9,9 por ciento que el BCE pronosticaba de media para 2017 en las proyecciones de septiembre.

 

La rapidez del descenso probablemente tenga un impacto en las nuevas proyecciones que se publicarán este jueves. Junto con un incremento gradual de la tasa de empleo, los datos sugieren que el diferencial de producción en al menos algunos países de la región podría estar disminuyendo rápidamente, lo que significaría a su vez que la inflación interna de los países podría aumentar más rápido de lo previsto.

 

En el Consejo de Gobierno, “los partidarios de una política restrictiva podrían argumentar que tras el impulso del petróleo a la inflación general en 2016 y 2017, la disminución rápida y regular del diferencial podría sostener la inflación general y la inflación subyacente en 2018 y 2019”, escribieron García y Buxtorf.

 

De hecho, el BCE ya ha intentado explicar esta caída inesperada. En un artículo de Economic Bulletin publicado en septiembre, el banco mantenía que había dos razones. Por una parte, países como Alemania y España (y en menor medida, Italia) han realizado reformas en el mercado laboral, el cual puede ahora responder mejor a las fluctuaciones de la economía; por otra parte, la caída del desempleo también se debe a factores de más largo plazo tales como el hecho de que el sector de los servicios ha pasado a ser el motor de crecimiento.

 

“El sólido desempeño del empleo en relación con los avances del PIB se debe en parte a los cambios estructurales que se están dando en toda la zona euro, que incluyen transformaciones sectoriales continuas y cambios en la composición de la mano de obra, lo que se ha traducido en un mercado laboral más flexible y que puede responder mejor a las dinámicas cíclicas”, concluía el artículo.

 

En este momento, se está dando un debate sobre si las reformas en el mercado laboral ayudan u obstaculizan la búsqueda de una inflación más rápida. Por ahora el BCE probablemente esté satisfecho con que la tasa de desempleo haya vuelto a niveles de un dígito.