Corredora argentina busca socio antes de consolidación de sector

 Nueva York.- 08 may. 17 (Bloomberg) La casa de bolsa argentina Grupo TPCG busca formar una alianza estratégica con un socio extranjero anticipándose a la consolidación del sector a medida que los flujos de fondos internacionales vuelven a la nación latinoamericana.

 
TPCG, con sede en Buenos Aires, estima que las corredurías actuales, que son alrededor de 180, se reducirán a cerca de 10 a medida que Argentina vuelve a abrirse a la inversión extranjera, según la cofundadora y directora gerenteIleana Aiello. Esto se produce después de más de una década de controles del tipo de cambio, intervencionismo estatal y aislamiento de los mercados mundiales de capital.
 
“El plan sería vender una participación a un socio extranjero para luego convertirse en postores en algunas pequeñas casas de bolsa locales”, dijo Aiello. “Nuestro candidato ideal es alguien que traiga un nombre, tecnología y capital que nos ayude a convertirnos en una compañía con calificación AAA, una corredora con toda la capacidad para ofrecer cada producto a nuestros clientes”.
 
TPCG, también gestora de activos con cerca de 7.000 millones de pesos (US$457 millones) bajo administración, está buscando un socio con experiencia para desarrollar una unidad de administración de patrimonio, dijo Aiello. Este año, tras un plan nacional de amnistía fiscal, los argentinos han declarado US$117.000 millones en fondos ocultos. Mientras que el 80 por ciento de esos fondos permanecen fuera del país, TPCG se está preparando para oleadas de repatriación. De acuerdo con Aiello, TPCG tiene unos US$300 millones en activos para gestionar listos para ingresar al país.
 
‘Resistente al Cambio’
 
Aiello, una de los cinco cofundadores que crearon la firma en 1997, sigue siendo una excepción en su calidad de mujer en un cargo de alto liderazgo en un área tradicionalmente dominada por hombres.
 
Los hombres representaban el 75 por ciento de los asesores financieros y corredores de bolsa registrados en los Estados Unidos de 2005 a 2015, de acuerdo con una investigación de Gregor Matvos y profesores de la Universidad de Stanford y la Universidad de Chicago. En América Latina, a pesar de la “creciente participación de las mujeres en esferas anteriormente reservadas a los hombres”, este crecimiento “sigue ocurriendo en el marco de un orden de género resistente al cambio”, según el Observatorio de la Igualdad de Género de las Naciones Unidas para América Latina y el Caribe.
 
Sin embargo, Aiello no es una excepción en TPCG, donde “más de la mitad de nuestros 85 empleados actualmente son mujeres”, dijo la ejecutiva, dando crédito a sus socios por las contrataciones. De hecho, la proporción entre géneros de la firma le causó un malentendido hace unos años a Aiello, cuando comenzó a recibir llamadas telefónicas de colegas indignados.
 
¿Por qué, preguntaban, la corredora discrimina contra las mujeres?
 
Un anuncio buscando un analista para la oficina de TPCG en Montevideo, Uruguay, contenía la siguiente advertencia: “Sólo pueden postular hombres”. Pero no era para limitar el número de mujeres en la empresa.
 
“Es todo lo contrario”, recuerda que tuvo que explicar Aiello. “Ocho de cada diez empleados nuestros en Montevideo son mujeres”.
 
Posible OPI
 
Aiello también sintió el apoyo de socios cuando se convirtió en madre y tuvo que enfrentar el problema de perder dos horas al día de viaje. En respuesta a ello, TPCG abrió una oficina en San Isidro, a pocas cuadras de su casa.
 
“Se adaptaron a mí, porque TPCG es una empresa flexible que siempre se adapta a este mundo cambiante”, dijo.
 
Parte de esa adaptación podría significar la venta de una participación de la compañía en el mercado abierto en algún momento, dijo Aiello.
 
“Yo diría que estamos casi listos”, sostuvo, y agregó que la firma comenzó a evaluar una posible oferta pública inicial hace cinco años. “No es un plan inminente, pero no descarto nada. Éste es el momento adecuado para crecer en Argentina, es un país que tendrá muchos negocios”.