Sector confección prevé caída de 3% en la producción este año

Caracas Jun 08 (El Universal) La industria de la confección durante 2008 logró equilibrar la producción luego de varios años de decrecimiento, pero ese esfuerzo se ha visto empañado por las diversas dificultades que debe sortear este sector para mantenerse activo.

 

Una de las principales trabas que enfrenta la industria es la adquisición de divisas a cotización oficial.

 

Mariela Osorio, directora Ejecutiva de la Cámara Venezolana de la Industria del Vestido (Cavediv), informó que a la fecha, la industria reporta retrasos de más de 200 días en la asignación de divisas, lo cual genera una serie de dificultades para adquirir insumos y materias primas, los cuales en su mayoría son importados.

 

Ante esta situación, muchas de la empresas de la confección han tenido que recurrir al mercado permuta para reponer sólo lo necesario para mantenerse productivos, pero esto incrementa los costos y el precio final de los productos.

 

Osorio señaló que ante esta situación hay empresas que ya han parado algunas líneas de producción por falta de insumos y de repuestos.

 

Considera que el sector de la confección está en "terapia intensiva", y no esperan crecimiento en la producción este año, por el contrario, prevén un decrecimiento de 3% al cierre de 2009.

 

Los permisos Los retrasos en la asignación de divisas por parte de la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi) no es la única dificultad que enfrenta el sector con este organismo.

 

En los cambios recientes que el organismo hizo a las lista de bienes que requieren certificados de no producción o producción insuficiente, se incluyeron todos los insumos y materias primas que requiere el sector, y que anteriormente estaban entre los rubros para importaciones expeditas.

 

"No entendemos con qué criterio se hicieron estos cambios, porque la mayoría de los insumos del sector de la confección se importan porque en Venezuela muchas textileras han cerrado", dijo Osorio.

 

El tiempo promedio de espera para la emisión de estos certificados es de 45 días, por lo que considera que lejos de tener solución cada días enfrentan más trabas por parte del Estado.

 

El mercado nacional no es una opción porque la producción de materia prima es insuficiente.

 

Cerco a la industria Las restricciones a los sectores económicos están afectando la productividad de los mismo. La industria de la confección no escapa a ello, pues con todas las leyes que se han aprobado, las restricciones económicas, la amenaza a la propiedad privada y la injerencia del Estado han impedido desarrollar un sector productivo, señala Osorio.

 

Indicó que no se están creando nuevos puestos de trabajo, la conversión de empresas productivas a importadoras es alta, y las inversiones que se están haciendo es para asegurar la producción básica y mantenerse activas, pero muchas empresas ya han bajado la santamaría.