Caen hasta $1.600 millones las reservas líquidas del BCV

May  22 (El Universal) Aunque el brillo del barril dispara el ingreso de petrodólares las reservas líquidas del Banco Central, es decir, las divisas en efectivo que permiten cubrir de inmediato el pago de las importaciones y las facturas de la deuda externa, se reducen aceleradamente.

 

Después de un descenso de 17% en lo que va de año el jueves de la pasada semana las reservas totales del país se ubicaron en 25 mil 495 millones de dólares, el nivel más bajo desde agosto de 2007.

 

Pero lo más relevante es que el grueso de este monto corresponde a barras de oro y la porción líquida, de acuerdo con el informe elaborado por la firma Síntesis Financiera, sólo representa 1.600 millones de dólares que "cubren apenas diez días de importaciones".

 

De ninguna manera esto se traduce en que el país no va a poder importar, porque seguirán entrando divisas al tanque de las reservas líquidas, pero sí es un reflejo del impacto que tiene la manera como se administran los petrodólares.

 

Pdvsa sólo le entrega al Banco Central 40% de los petrodólares y por tanto, las reservas líquidas caen y escasean los dólares para el sector privado en áreas como alimentos, medicinas y autopartes.

 

El Banco Central no puede vender rápidamente parte de las barras de oro para aumentar las reservas líquidas porque el traslado de los lingotes a Caracas complicó la velocidad con la que pueden hacerse estas operaciones.

 

"El BCV ya no puede recurrir en forma expedita a las reservas de oro para suplementar sus reservas líquidas, dado que estas no son custodiadas por instituciones operativamente insertas en el sistema financiero global", explica Síntesis Financiera.

 

Así, la solución que tiene a mano el Gobierno es aumentar la entrega de dólares al Banco Central de Venezuela o incrementar los desembolsos a través del Sitme, el sistema donde las empresas obtienen dólares a través de la compra de bonos.

 

El descuadre

 

Al contrastar las cifras que han publicado el Banco Central y Cadivi al cierre del primer trimestre, se evidencia una inconsistencia importante.

 

Cadivi, el organismo encargado de distribuir los dólares al tipo de cambio oficial de 4,30 bolívares, aprobó 5 mil 201 millones de dólares para importaciones del sector privado.

 

A este monto se añaden unos 1.929 millones de dólares que las empresas obtuvieron al vender en el exterior los bonos en que compran en el Sitme, para un total de 7 mil 130 millones.

 

No obstante, el Banco Central registra que las importaciones de bienes y servicios del sector privado suman 9 mil 490 millones de dólares, es decir, existe un descuadre en las cifras de 2 mil 360 millones de dólares.

 

Asdrúbal Oliveros, director de Ecoanalítica señala que "en el primer trimestre del año pasado este descuadre se ubicó en tan solo 246 millones de dólares, ha habido un alza muy importante en este indicador".

 

Desde su punto de vista este resultado obedece a una mezcla de factores entre los que destaca "el rezago de las divisas, Cadivi las aprueba pero el BCV las liquida con retraso, entonces, en las importaciones del primer trimestre hay aprobaciones de Cadivi del cuarto trimestre del año pasado".

 

Agrega que "también tendríamos que considerar la sobrefacturación de importaciones o la posibilidad de que el sector privado esté utilizando parte de sus divisas para realizar algunas importaciones".

 

El BCV indica que en el primer trimestre "se observó una leve reducción en las cuentas externas (de las empresas privadas) para atender mayores requerimientos de divisas por importaciones y otras transacciones del sector".