Avalan uso del fondo de prestaciones para créditos bancarios

Caracas Jun  19 (El Universal) En Gaceta Oficial número 39.945, con fecha del viernes 15 de junio de 2012, fue publicado el Decreto 9.053 mediante el cual se ordena la creación del Fondo Nacional de Prestaciones Sociales.

 

El Ministerio de Planificación y Finanzas será el encargado de desarrollar el programa por medio de las instituciones financieras públicas, garantizando que las operaciones que se realicen a través del fondo se hagan mediante instrumentos idóneos que aseguren liquidez, confiabilidad y el máximo retorno de los recursos para único beneficio de los trabajadores.

 

Aunque no se precisa en el decreto históricamente los mecanismos que definen esas características de liquidez y máximo retorno son los bonos de la República y de Pdvsa.

 

El texto indica que los trabajadores tendrán la potestad de elegir si desean que su patrono deposite sus prestaciones en ese fondo que estará en principio disponible en la banca pública. No se descartan otras condiciones para adherir a la banca privada.

 

Las instituciones financieras que participen deben mantener cuentas individuales a nombre de cada trabajador que reflejen los depósitos, los incrementos generados por los intereses o rendimientos obtenidos y los egresos efectuados como anticipo.

 

Los trabajadores podrán solicitar el retiro de hasta 75% de sus prestaciones para la construcción, adquisición, reparación de una vivienda o liberación de una hipoteca, también para gastos médicos o educativos. Adicionalmente, se otorga al trabajador el beneficio de solicitar préstamos de la banca utilizando como garantía los recursos que mantenga en el Fondo Nacional de Prestaciones.

 

Bajo ningún concepto la institución bancaria podrá obtener provechos, beneficios o garantías a su favor que signifiquen lucro.

 

El Fondo de Prestaciones se convierte en una tercera opción que tienen los trabajadores para el depósito de la garantía de sus prestaciones. Según la Ley del Trabajo, los recursos pueden mantenerse en la contabilidad de la empresa, en un fideicomiso o en el fondo único. YF