Finanzas de la AN revisa hoy la Ley Antimonopolio

Caracas Jun 20 (El Universal) La política industrial y el modelo económico de Hugo Chávez tienen contra las cuerdas al sector manufacturero.

 

"Un modelo político que rechaza y combate la existencia de la actividad empresarial privada en el país. Ese modelo ha colocado al sector industrial en una posición de precaria supervivencia, realidad que difiere mucho de la de los demás países del continente", afirmó Carlos Larrazábal, presidente de la Confederación de Industriales de Venezuela (Conindustria).

 

Durante el discurso de cierre del congreso anual del gremio, Larrazábal subrayó que el esquema político-ideológico que se está implantando en el país desde 1998 ha convertido al Estado en "propietario, promotor y regulador de todo tipo de actividad productiva".

 

Recordó, además, que ese modelo y sus políticas "han llevado al cierre de más de 5.000 establecimientos industriales en los últimos 13 años; a más de 1.600 expropiaciones, expoliaciones, intervenciones a empresas privadas de todo tipo y tamaño" y a la "pérdida de terreno de la manufactura dentro de la economía, pues la contribución de la industria al Producto Interno Bruto llega apenas al 14% cuando fue 18% en el pasado."

 

Adicionalmente, señaló que el "marco institucional incierto, sumamente punitivo, discrecional y restrictivo" ha limitado la entrada de nuevos actores a la actividad productiva y "mantiene en vilo a quienes con tenacidad siguen generando empleos y ofreciendo bienes y servicios para los consumidores en el país."

 

Superar el modelo

 

Esta pérdida de competitividad que enfrentan los industriales debe ser el punto de arranque para superar el actual patrón económico.

 

"La necesidad de un cambio sustantivo en el modelo de desarrollo que dé lugar a una acción del Estado y a un marco institucional que promuevan la inversión, el respeto a la propiedad y la expansión de las inversiones y del empleo, con la vigencia de reglas claras y seguridad jurídica".

 

A partir de allí el sector industrial privado considera que sería posible desarrollar una verdadera industrialización que deje atrás el rentismo petrolero y supere la "obsolescencia del parque industrial".

 

"Nuestra Visión Industrial Venezuela 2025 aspira crear las bases para desarrollar más de 7.000 nuevas empresas que generen más de 750.000 empleos directos dignos y bien remunerados, e incrementar nuestra participación al Producto Interno Bruto a más del 20%", sostuvo Larrazábal.

 

Para ello, el directivo también apuntó la necesidad de que haya una "apertura" de los mercados internos y externos con la finalidad de "incrementar la oferta de bienes nacionales de alto valor agregado en beneficio del consumidor".