Mercado sufre la baja oferta de empresas del Estado

Caracas Mar 05 (El Universal) La escasez de productos en el mercado nacional ha dejado ver la insuficiencia del aparato productivo interno para atender la demanda de la población. Ni siquiera las importaciones masivas que ejecuta anualmente el Gobierno han podido estabilizar el abastecimiento.

 

Luis Vicente León, presidente de Datánalisis, señaló que el problema del abastecimiento no es el aumento de la demanda sino que la respuesta del aparato productivo y las importaciones no acompañaron ese incremento de la demanda, lo que se evidencia en las restricciones en la oferta.

 

El Ejecutivo nacional ha acusado a la industria privada de reducir su producción como medida de presión para ajustar los precios. Lo cierto es que el Estado también es responsable de la producción de alimentos, pues concentra la mayor participación de mercado en los principales rubros básicos.

 

"La hostilidad del Gobierno frente a la empresa privada contrajo la producción local. El recorte en el último trimestre del año complicó el manejo operativo de las empresas. Las expropiaciones han hecho menos productiva la capacidad local. La mitad de la capacidad de producción de harina de maíz es gubernamental, pero produce 20% en azúcar, en café. Eso ha quedado en evidencia con el boom de la demanda", expresó.

 

A través de las nacionalizaciones, expropiaciones y compras de industrias, el Estado concentra entre 25% y 75% de la capacidad instalada para producir rubros como harina precocida de maíz, café, arroz, aceite, azúcar y leche.

 

También tiene participación en rubros como margarina, mayonesa, salsa de tomate, pastas, sardinas, granos, helados, agua, jugo, entre otros.

 

La oferta de estos productos, en la mayoría de los casos, no es de distribución masiva y el mercado resiente la ausencia de la cuota de productos que aportaban esas industrias que eran privadas y pasaron a ser administradas por el Estado.

 

La intervención del sector público no se limita sólo al área de la manufactura. La importación de materias primas consideradas de primera necesidad también ha sido concentrada por el Estado.

 

Ese es el caso de las compras externas de rubros como leche, azúcar, café, arroz, azúcar y pollo, que son realizadas exclusivamente por la Corporación de Abastecimiento y Servicios Agrícolas (CASA), que se encarga de suministrar tanto a las plantas procesadoras públicas como a las privadas.

 

Esto quiere decir que la transformación de los rubros derivados de estos insumos por la industria privada también depende del Estado.

 

Las causas

 

La capacidad de la industria privada también es limitada. La Cámara Venezolana de la Industria de Alimentos (Cavidea), Fedecámaras y Consecomercio, han manifestado que las limitaciones en el acceso a la materia prima, la escasez de divisas, retrasos en la entrega de permisos para importar y los cuellos de botella en los puertos para la nacionalización de materias primas, han afectado la productividad del sector.

 

"Cuando tienes esa mezcla de problemas de divisas, de inversión, hostilidad, competencia, pérdida de productividad interna, eso hace que la oferta se contraiga. Es verdad que parte de eso se compensó con importaciones, pero de productos básicos y el Estado no tiene la capacidad de distribución, y la capacidad de importación es baja", apuntó León.

 

La deficiencia de la producción se ha visto reflejada en las estadísticas de inflación y del Producto Interno Bruto del Banco Central de Venezuela.

 

Aunque los últimos resultados del ente emisor reflejaron un incremento de 5,9% durante el cuarto trimestre de 2012 en la producción de alimentos, la actividad registró resultados decrecientes durante los seis trimestres anteriores.

 

En 2012 la producción agrícola también dio un paso al frente con una leve recuperación en la producción de rubros básicos como arroz, maíz, caña de azúcar, café, carne y leche, que cerraron en negativo durante tres años consecutivos.