Suben a Bs 350.000 el préstamo máximo por Ley de Vivienda

 Caracas Abr 4 (El Universal) El Gobierno continúa haciendo ajustes a los términos de los créditos hipotecarios y así aumentó el tope máximo de financiamiento que se puede autorizar con los recursos del Fondo de Ahorro Obligatorio de Vivienda (FAOV), que es el esquema previsto en la Ley del Régimen de Vivienda para la entrega de los préstamos.

 

Aquellas familias que al momento de comprar una vivienda principal decidan utilizar la vía del FAOV tendrán un crédito máximo de 350.000 bolívares. El límite anterior era de 300.000 bolívares.

 

El Ministerio de la Vivienda publicó en la Gaceta Oficial No 40.137 del 1 de abril la resolución con las nuevas condiciones de los financiamientos. Se indica que ahora todas las familias, independientemente de su ingreso, pueden optar a los préstamos por Ley de Vivienda y recibirán el máximo permitido en la norma.

 

Antes se establecía un máximo de ingresos de hasta cuatro salarios mínimos, lo que equivale a 8.188 bolívares.

 

El artículo 2 de la norma dice que "los créditos para la adquisición de vivienda que se otorguen con los recursos del FAOV, independientemente del ingreso integral total familiar, podrán ser concedidos hasta por el monto establecido en la resolución".

 

El despacho de la Vivienda también subió los límites de las otras modalidades de crédito. Quienes soliciten préstamos para autoconstrucción recibirán un máximo de 205.000 bolívares, cuando antes era de 202.000 bolívares.

 

El crédito más alto para la ampliación de vivienda principal será de 140.000 bolívares (anteriormente estaba en 135.000 bolívares) y el monto máximo para las mejoras será de 84.000 bolívares (antes, 81.000 bolívares).

 

A esos tres tipos de préstamos solamente pueden optar las familias con ingresos entre 1 y 6 salarios mínimos (2.047 a 12.282 bolívares).

 

La nueva resolución reitera que aquellos con ingresos hasta cuatro salarios mínimos serán beneficiados del subsidio directo, que se usa para completar la compra de la vivienda.

 

El monto más alto de ese subsidio sigue siendo de 270.000 bolívares y, más allá del requisito de los ingresos, la casa no puede tener un valor superior a los 350.000 bolívares.

 

El subsidio para autoconstrucción baja de 202.500 bolívares a 164.000 bolívares.

 

Se agrega que con la entrada en vigencia de la normativa los créditos que estén en trámite (revisión por parte del banco) "tendrán que ser calculados y recalculados con la nueva metodología".