Países del Alba proponen evadir esquemas de arbitraje

 Quito Abr 24 (El Universal).- La Alternativa Bolivariana para los pueblos de América (ALBA) decidió crear un mecanismo de coordinación regional para la defensa conjunta en procesos de arbitraje internacional interpuestos por transnacionales.

 

Esa fue una de las conclusiones de la I Conferencia Ministerial de Estados Latinoamericanos Afectados por Intereses Transnacionales, celebrada en Guayaquil.

 

"Nace un nuevo mecanismo de defensa y colaboración en asuntos de inversiones y transnacionales", aseguró el canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, al resumir la cita en la que participaron representantes de Bolivia, Cuba, Ecuador, Nicaragua, República Dominicana, San Vicente y Las Granadinas, y Venezuela, según Efe. Además de esos países que forman la ALBA, también acudieron delegados de Argentina, Guatemala, El Salvador, Honduras, México y Uruguay.

 

Elías Jaua, canciller de Venezuela, aseguró que "los Estados no pueden ser tratados por las transnacionales como particulares, los Estados son representantes de los intereses de los pueblos y en consecuencia gozan de inmunidad y no nos pueden llevar a litigios internacionales e imponer legislaciones extrañas a las propias legislaciones", según reseñó AVN.

 

La experta uruguaya en materia de arbitraje, Cecilia Olivet, recordó que América Latina es la región con la mayor cantidad de procesos arbitrales en su contra. Según ella, Argentina, Venezuela, Ecuador, México y Bolivia acaparan el 27% del total de casos en el mundo.

 

"Se ha creado una industria del arbitraje internacional que sostienen principalmente las firmas de abogados y los mismos árbitros de Estados Unidos, Europa y Canadá", aseguró Olivet.

 

El Superintendente de Control del Poder del Mercado de Ecuador, Pedro Páez, recordó que desde 2007 su país ha propuesto estudiar alternativas que surjan desde los países del Sur ante lo que denominó "chantajes de transnacionales en controversias".

 

Atados a tratados bilaterales

 

Desde hace años Venezuela junto a los países del ALBA ha iniciado una cruzada contra el esquema internacional de arbitraje.

 

Para de esa tarea fue la salida del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi), que Venezuela concretó a mediados de 2012.

 

Sin embargo, más allá de la salida de esa instancia el derecho a acudir a un arbitraje para los inversionistas privados está contenido en los Tratados Bilaterales de Inversión (TBI) suscritos por Venezuela con unos 26 países.

 

Es en esos documentos donde están fijadas las vías para solucionar las controversias entre un inversionista y el Gobierno nacional. En casi todos se incluyen al Ciadi como opción de arbitraje, pero también algunos tratados incluyen un tribunal ad hoc que se rige por las reglas de arbitraje de la Comisión de las Naciones Unidas para el Derecho Mercantil Internacional (Cnudmi).

 

Estos textos se pueden "renegociar". Pero aún en caso de vencimiento conceden un margen de tiempo para que los inversionistas acudan al arbitraje. Venezuela acumula en el Ciadi al menos una veintena de reclamos.