Escasez de medicinas se agudiza por freno en entrega de divisas

 Caracas May 13 (El Universal) El desabastecimiento de medicinas persiste. Pese a los llamados de alerta realizados por los gremios farmacéuticos a las autoridades desde comienzos de año, la situación no mejora.

 

Los datos recogidos por el sector farmacéutico al cierre del primer trimestre muestran que las fallas de productos alcanzaron su nivel más alto al menos desde 2009.

 

En marzo las denominadas "fallas de producto", aquella que mide si una empresa no puede despachar ningún lote de un producto determinado, se ubicaron en 31%.

 

En la medición "fallas de unidades", referida a cuando las empresas atienden parcialmente la demanda de un producto determinado, el indicador llegó a 43%. Este número significa que los laboratorios y empresas farmacéuticas sólo pudieron cumplir en marzo con el 57% de la demanda.

 

Ambas cifras son superiores a las registradas para marzo desde 2009. En marzo de 2012, cuando el desabastecimiento también era alto para los estándares que maneja el sector, las "fallas de producto" fueron de 26%, mientras que las "fallas de unidades" eran de 36%.

 

Precisamente, los problemas para el sector farmacéutico comenzaron a agudizarse en 2012, cuando el Ejecutivo nacional elevó los controles para las importaciones y disminuyó la asignación y la liquidación de divisas para las empresas.

 

La causa principal del desabastecimiento está ligada a la falta de divisas. "El problema fundamental es que no ha habido liquidación de divisas", afirmó un empresario del sector que prefirió el anonimato.

 

Recientemente la Cámara de la Industria Farmacéutica (Cifar) alertó en un comunicado que las autoridades demoran en promedio 180 días para autorizar el pago de los dólares y que la deuda de sus afiliados con los proveedores en el exterior ascendía a 470 millones de dólares.

 

Pero la situación de Cifar no es aislada. El resto de los gremios ligados a la producción, importación y comercialización de medicinas están en la misma situación y se lo han notificado al Gobierno.

 

En febrero la Vicepresidencia de la República recibió una comunicación en la que se reportaba una "situación de asfixia" y se alertaba que si el Ejecutivo nacional no reaccionaba se iba a "profundizar" el desabastecimiento.

 

Este año Cadivi no ha divulgado las cifras sobre entrega de divisas para el sector salud, pero los datos del año pasado dibujaban una contracción.

 

En 2012 la autorización de divisas para el sector salud cayó 13,5% al pasar de los 4.645 millardos de dólares en 2011 a 4.017 millones de dólares en 2012. En cuanto al monto liquidado Cadivi reportó un descenso de 12,4% al caer desde 4.544 millones de dólares a 3.978 millones de dólares en un año.

 

Se rompió la planificación

 

La semana pasada Freddy Ceballos, presidente de la Federación Farmacéutica de Venezuela (Fefarven), calificó como "bastante grave" el desabastecimiento de medicinas.

 

Recordó que para productos farmacéuticos una escasez de 15% es ya un "alerta" y advirtió que resolver la situación actual será difícil ya que se "rompió" la planificación de los laboratorios.

 

"Al sector medicamentos no lo pueden llevar a una mesa a competir por los dólares, hay que otorgar los dólares para la salud del pueblo", dijo Ceballos en una rueda de prensa.

 

La exposición del presidente de Fefarven coincide con el análisis que realizan otras fuentes del sector farmacéutico. Según indican, el problema es que se requieren divisas para cancelar la deuda con los proveedores y en simultáneo nuevas asignaciones para atender la demanda del mercado.

 

Pero hasta ahora las empresas no tienen claridad de lo que ocurrirá. Además están sufriendo un recorte en la emisión de los Certificados de No Producción (CNP) para algunos productos y este es un trámite previo a la solicitud de divisas ante la Cadivi.