Gobierno ajustará precios de viviendas por alza de costos

 Caracas  Jun 28 (El Universal).- El Gobierno a través del programa 0800 MiHogar, que está orientado a la clase media, contempla vender las viviendas a un precio de 500.000 bolívares, pero no descarta que ese valor se ajuste si suben los costos.

 

El ministro de la Vivienda, Ricardo Molina, señaló luego de una reunión con representantes de las constructoras y de la banca pública y privada, que mediante ese plan se están haciendo 21.365 unidades habitacionales, de las cuales se culminarán en agosto 800 casas.

 

Destacó que para la oferta de las unidades de ese programa se tiene un procedimiento que consiste "en vender 50% apenas inicia la obra y colocar el otro 50% cuando las obras tengan 75% de avance para permitir un espacio de ajuste en los precios de venta si fuera necesario con un criterio transparente, con un criterio sano".

 

El funcionario reconoció que pueden subir los precios de las viviendas si los costos de la mano de obra aumentan.

 

De hecho comentó que "por ejemplo, si tenemos un ajuste de 20% en el salario de los trabajadores no vamos a aumentar el precio de la vivienda en 20%, pues ello tiene un impacto de 2 a 3% en el precio final del inmueble, de manera que se estaría en esos rangos. Ahí hay una utilidad aceptable (...) El precio de venta de las viviendas será 500.000 bolívares y seguramente tendrá un ajuste de acuerdo a realidad económica, sin componente especulativo. En el mercado secundario suben los precios de las casas de manera desquiciada"

 

Las familias que sean beneficiadas del plan de la clase media ya no tendrán el subsidio directo que permite completar la compra de las casas, el cual fue anunciado hace más de un año por el Gobierno. Molina dijo que "el subsidio a ese plan está en el control a todo el sistema, las tasas de interés, el suministro de materiales y las exenciones de impuestos".

 

Justicia social

 

En días pasados el despacho publicó una norma en la que señala que las viviendas de los urbanismos intervenidos o expropiados sólo podrán ser vendidas a la Inmobiliaria Nacional en los primeros cinco años desde la fecha de la protocolización y al justiprecio que defina el Ejecutivo nacional.

 

Sobre esa resolución, el titular de la Vivienda, dijo que "esa medida fue por justicia social. El Estado intervino para proteger el derecho a la vivienda, porque querían hacer de la vivienda una mercancía. La banca aportó los recursos necesarios para culminar las viviendas y el Estado puso la maquinaria y todo el esfuerzo para ejecutar las obras. Además, se dieron las casas respetando los precios iniciales".

 

Agregó que "en el estado Carabobo hubo unas viviendas (de los urbanismos intervenidos) que se entregaron a 90.000 bolívares y a los días se vendieron a 700.000 bolívares. Eso no es justo. Si necesitas salir de la vivienda se venden a los 90.000 bolívares actualizados y se hubo reparaciones se reconocerán. La gente no puede hacer negocios, se tiene que respetar el derecho de la vivienda".

 

El Estado ocupó cerca de 20.000 soluciones y de esa cantidad, todavía faltan por culminar 6.000 unidades.

 

Arrancó el cobro

 

Hace un mes del Presidente Nicolás Maduro ordenó el cobro de las casas que fueron asignadas por la vía de la Misión Vivienda y ayer Ricardo Molina dijo que el cobro comenzó.

 

El titular del despacho de Vivienda aseguró que ya se han elaborado casi 60% de los documentos de propiedad familiar (el tipo de propiedad que se ha creado para las casas de la Misión) y que para ello se ha acelerado el trabajo con el servicio de registros y notarías.

 

Agregó que "hemos venido cobrando. Estamos haciendo operaciones para acelerar el sistema y poner al día el cobro de las viviendas". Los recursos que se han percibido están en cuentas del Banco Nacional de la Vivienda (Banavih) y luego serán transferidos al Fondo Central de Vivienda