BCV eleva emisión de bonos para absorber liquidez

 Caracas Ago 20 (El Universal) Presionado por el aumento de la cantidad de dinero en la economía, que se traduce en más billetes detrás de pocos productos y por ende en incrementos de precios, el Banco Central aumentó sus emisiones de bonos.

 

Al incrementar los bonos que vende a los bancos privados el BCV absorbe parte de los bolívares que están en la economía y presionan al alza la inflación.

 

Entre diciembre y junio el monto de estos bonos, conocidos como certificados de depósitos, registró un salto de 28% desde 20 mil 632 millones de bolívares hasta 26 mil 488 millones.

 

El aumento en las emisiones de bonos se traduce en que el Banco Central de Venezuela tiene que pagar más intereses a las entidades financieras que los compran.

 

Las estadísticas oficiales indican que entre diciembre y junio el pago de intereses registra un salto de 148% desde 406,5 millones de bolívares hasta un mil 011 millones.

 

Los bipolares

 

Paradójicamente al mismo tiempo que el Banco Central tomó medidas para absorber dinero, llevó adelantes acciones que multiplicaron los billetes en la economía.

 

El Banco Central fabricó bolívares para financiar a Pdvsa. Cuando la empresa tiene el dinero en caja lo gasta en proyectos como la Misión Vivienda y, una vez los billetes ingresan a la economía, forman parte del torrente que se dirige a la compra de dólares en el mercado negro o impulsan la inflación porque elevan la demanda velozmente.

 

Las estadísticas oficiales registran que en los últimos doce meses el BCV financió a Pdvsa con 79 mil 129 millones de bolívares y desde que comenzó a hacerlo le ha inyectado 178 mil 612 millones de bolívares.

 

Aparte de financiar a Pdvsa el Banco Central también ayuda a incrementar los bolívares en circulación autorizando a las entidades financieras a que le compren bonos al Gobierno con recursos que estaban congelados a manera de reserva.

 

Este año está previsto que las torres financieras utilicen 21 mil 877 millones de bolívares provenientes de estas reservas o encaje legal como se conoce técnicamente, para comprarle bonos al Gobierno.

 

Cuando a estas políticas del BCV se añade el gasto del Gobierno y el resto de factores que ayudan a multiplicar el dinero se tiene que en los últimos doce meses la cantidad de bolívares en la economía registra un salto de 66% que explica la creciente demanda de dólares en el mercado paralelo y la presión inflacionaria.