Salario mínimo se ubica en Bs 3.270,3 con aumento de 10% en enero

 Caracas Ene (El Universal) El presidente Nicolás Maduro anunció ayer un incremento del salario mínimo de 10% a partir de enero, adicional al previsto en 2014, para paliar los efectos de la inflación.

 

Con este aumento adelantado, la remuneración básica pasó de 2.973 bolívares a 3.270,3 bolívares. "Esto es porque estamos en guerra, hay una guerra económica contra el país y tiene efectos sociales, y estamos defendiendo a la sociedad, a los que trabajan", dijo Maduro.

 

Sumado a lo otorgado el año pasado (45%), el ajuste salarial de enero 2013 a enero de 2014 es de 59,75%, pero el aumento real es de apenas 1,2%, si se toma en cuenta una inflación estimada de 57,8% en igual período, indicó Asdrúbal Oliveros, director de la firma Ecoanalítica.

 

Para Oliveros, el Gobierno terminó reconociendo que la inflación de 56,2% en 2013, la más alta del período revolucionario, dejó "muy golpeado" el poder adquisitivo ciudadano. Sin contar el reciente aumento, al cierre de 2013 el salario mínimo real sufrió una caída de 9,03% y el salario promedio de 13,2%.

 

El portavoz de la firma consultora señaló que esta medida oficial viene además a amortiguar las inminentes medidas económicas que tomará el Gobierno, entre ellas, el ajuste del tipo de cambio. En la reunión con parlamentarios, Maduro ya adelantó que en los próximos días están previstos anuncios cambiarios. Cabe destacar que en 2014 también está pendiente el incremento de las tarifas eléctricas y de la gasolina.

 

Oliveros señaló que la única forma de recuperar el poder adquisitivo del salario está en reducir la inflación, y eso parte por detener el financiamiento monetario desde el Banco Central de Venezuela y preparar un plan económico de largo alcance integral. "Venezuela ha entrado en una dinámica de indexación del salario, es decir, intentas dar ajustes de salario sin tomar en cuenta la productividad y sin mecanismos de negociación entre sindicatos, patronos y Estado. Eso se convierte en base para generar más inflación".

 

Las estimaciones de Ecoanalítica indican que en 2014 se vislumbra una inflación de 75% y un aumento del salario mínimo de 50%, con lo cual la remuneración básica tendrá una caída de 14,8% y el salario promedio de 15,5%.

 

No descartan una desaceleración del consumo debido a una caída pronunciada del poder adquisitivo. Oliveros recordó que el consumo es una respuesta lógica en medio de una economía con un alto nivel de inflación y problemas de abastecimiento, "porque no tiene sentido ahorrar".

 

Al respecto, Maduro insistió a la población en "bajarle cuatro" al consumismo y pensar en el ahorro, para lo cual el Gobierno prepara una serie de estímulos.