Comerciantes preocupados por falta de mercancías

 Caracas Ene (El Universal) La directora ejecutiva de la Cámara Venezolana de Centros Comerciales, Comerciantes y Afines (Cavececo), Claudia Itriago, informó que existe preocupación en comerciantes de locales y tiendas por departamento que operan en esos grandes establecimientos, "por la falta de mercancías" para ofrecer a consumidores.

 

Señaló que esta "preocupación es mayor en aquellos locales en que el Gobierno realizó fiscalizaciones". Precisó que el sector desconoce los mecanismos para reponer los inventarios, la entrega de divisas por parte de las autoridades y el tipo de cambio que decidirá el Gobierno para ese segmento de la actividad económica.

 

"Muchos afiliados se han acercado a la Cámara para mostrar su incertidumbre", dijo.

 

A esta situación, comentó la ejecutiva, se une la vigencia del decreto presidencial, publicado el 1 de diciembre de 2013 en la Gaceta Oficial 40.305 que establece un régimen transitorio de protección a los arrendatarios de inmuebles destinados al desempeño de actividades comerciales, industriales o de producción. "Allí se eliminan multas y sanciones a aquellos locales que decidan ajustar sus horarios de manera unilateral".

 

Recordó que los centros comerciales, aunque autónomos, se regían por normas comunes que garantizaban la "estandarización del funcionamiento" de los malls. Ello implicaba que "cualquier usuario tenía la seguridad de que al acudir a uno de esos establecimientos, encontraría abiertas las tiendas y locales de servicios en los horarios acordados".

 

En estos días, apuntó, se ha observado que algunos establecimientos, ubicados en centros comerciales, cierran más temprano que el resto. "Eso pudiera ser por la falta de mercancía, pero igualmente es un elemento que perturba al usuario, pues el concepto que siempre se manejó era mantener la oferta abierta a los consumidores".

 

En la zona libre de Paraguaná, en el estado Falcón, ocurre algo similar. Fernando Peñuela, presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Paraguaná (Cacoinpar), manifestó que a partir del 23 de diciembre muchos comercios tomaron vacaciones colectivas, cosa que no es tradicional en esa zona comercial del país.

 

Explicó que en algunos casos la decisión pudo ser laboral, pero en otros se debe a la falta de mercancía. "Noviembre y diciembre fue un arrase total por las fiscalizaciones y algunos de nuestros afiliados tomaron la decisión de dar vacaciones colectivas".

 

Aunque aseguró que será a partir del 13 de enero cuando tendrán más certeza sobre la realidad de las empresas y sus inventarios, advirtió que persiste la incertidumbre sobre los mecanismos para reponer la mercancía, especialmente en productos como electrodomésticos, calzado y ropa.

 

Recordó que desde el año pasado los comerciantes de la zona libre de Paraguaná han solicitado una subasta de dólares exclusiva para ellos, pero eso no ha ocurrido. "Existe la misma incertidumbre", sostuvo el presidente de Cacoinpar.

 

Lo que hay

 

La reposición de los inventarios genera incertidumbre en el sector comercial. En los centros comerciales las tiendas están a medio llenar. Algunos comercios como jugueterías y tiendas deportivas recibieron mercancía a finales de diciembre para nutrir estanterías, pero no en cantidades suficientes ni para almacenar en depósito.

 

Esto ha llevado a los comerciantes a redefinir sus horarios de atención al público. Se conoció que la directiva de algunos centros comerciales se reunieron con los comerciantes para analizar las medidas que adoptaran ante la escasez de inventarios.

 

En el caso del Centro Sambil se plantearon dos horarios de trabajos que todavía no han sido formalizados. Las opciones que manejan los comerciantes serían trabajar de lunes a sábado o de martes a sábado y no laborar los domingos y los días feriados.

 

En un recorrido realizado por El Universal se evidenció que algunos comercios han adoptado esos horarios y no abrieron sus puertas ayer. También hay establecimientos que aún están completamente vacíos luego de las rebajas obligadas de noviembre y diciembre. En esos casos, el personal sólo acude a cumplir horario "porque no hay nada qué hacer".

 

En otros casos algunos locales están cerrados por inventario, "cambio de precios sugeridos por Sundecop" y por vacaciones. ML/RD/ACC