Comercios desconocen esquema de importaciones

 Caracas Ene 8 (El Universal) El abastecimiento de productos en el mercado nacional suele ser escaso en enero, pero este año inicia más crítico. Luego de las fiscalizaciones de precios que se iniciaron la primera semana de noviembre, los comercios quedaron con poca mercancía que ofrecer al público.

 

Las cadenas de tiendas Daka, Traki, El Tijerazo, JVG, EPA y Ferretotal lucen más desabastecidas que el resto de los establecimientos comerciales.

 

En los comercios de electrodomésticos la oferta de productos es limitada. En existencia quedan artículos como microondas, cafeteras, planchas y reproductores de audio y video. También quedan lavadoras , cocinas y nevera, pero a precios nada "solidarios".

 

Los encargados de estos establecimientos desconocen cómo o cuándo recibirán mercancía nueva. Sólo están al tanto de que el Gobierno busca centralizar las importaciones de electrodomésticos y convertirse en el principal distribuidor de este rubro.

 

"Eso es lo que ha salido en la prensa y lo que han dicho en la televisión. No sabemos nada más", expresó el encargado de una de las tiendas JVG.

 

Los comerciantes señalaron que los proveedores están a la espera de que el Gobierno defina tanto el esquema y la tasa de cambio de estos productos para programar las compras en el exterior. De eso dependerá a futuro la reposición de inventarios.

 

"Todo depende de que asignen dólares como dijeron. Nadie se va a arriesgar (a importar) otra vez", señaló el encargado de una tienda en Boleita que prefirió no identificarse.

 

La cadena de tiendas Daka repuso inventarios en diciembre pero no en todos los rubros. Sólo hay neveras, lavadores y cocinas. No saben cuándo llegarán los televisores y hay una lista de clientes en espera.

 

Ya no hay descuento. Para comprar una lavadora de 15 kilos los interesados deben disponer de Bs 29.700. Las cocinas cuestan Bs 16.900 y las neveras oscilan desde Bs 23.700 hasta Bs 117.490.

 

"Aquí ya no hay descuentos, ya volvimos a la realidad. Esos son los precios reales", señaló un vendedor en la sucursal de Bello Monte.

 

En un recorrido realizado por este diario se evidenció que muchos de los comercios de electrodomésticos están cerrados hasta el 20 de enero por vacaciones colectivas.

 

A medio llenar

 

En las tiendas por departamento hacen su mayor esfuerzo por reacomodar la mercancía para tapar los espacios en blanco.

 

En el Super Traki de la avenida Casanova cerraron al menos tres niveles y en el resto de los pisos tienen ocupado sólo la mitad del espacio.

 

La cadena de tiendas no ha recibido despachos de mercancía desde noviembre, según informaron los empleados.

 

Las estanterías de las tiendas ferreteras también permanecen vacías y la reposición de inventarios es incierta.

 

Señalan que los proveedores retomarán las actividades a partir del 15 de enero y será hasta entonces cuando hagan las solicitudes de mercancías. Lo incierto es si habrá despachos, pues hay temor a que se repitan las medidas de reducción de precios.

 

En noviembre se decretaron "ajustes" entre 30% y 70%.

 

Ante este panorama, la preocupación sobre la reposición de inventarios no es sólo en el sector comercial sino también en los consumidores, quienes no consiguen lo que necesitan.

 

"Los clientes preguntan con insistencia cuándo llega la mercancía o si pueden conseguir los productos en otras tiendas. Les decimos lo mismo a todos: no sabemos", expresó un empleado en EPA.