Bolipuertos culpa a la estatal CASA por congestión en puertos

 Caracas Ene 10 (El Universal) La congestión en el puerto de Puerto Cabello persiste. De acuerdo a la estatal Bolivariana de Puertos (Bolipuertos) parte de la situación es provocada por las importaciones que realiza el propio Estado.

 

El pasado martes directivos de Bolipuertos y otras autoridades portuarias se reunieron con representantes de las líneas navieras para discutir la necesidad de acelerar la devolución de los contenedores vacíos a las transportistas.

 

En la nota de prensa divulgada por Bolipuertos se admite que la "importación masiva" de alimentos realizada por la también estatal Corporación de Abastecimiento y Servicios Agrícolas (CASA) es la causante del problema.

 

"Las propuestas planteadas en la reunión, obedecen a la importación masiva realizada por el Gobierno durante los últimos meses del pasado año, lo que ha generado un gran volumen de contenedores vacíos que se hace necesario retornarlos a su país de origen, en este caso Brasil", señala la nota de Bolipuertos.

 

Asimismo, se agrega que las "autoridades destacaron que la devolución de contenedores permitirá una rápida y pronta circulación de la carga, en cumplimiento con las medidas de importación masiva de alimentos por parte de la Corporación CASA, los cuales embarcan cárnicos en Brasil directo al puerto carabobeño".

 

En diversas oportunidades representantes del sector naviero han señalado que la importación "no planificada" de alimentos que realiza el Estado es la principal causa de la congestión que se vive en los principales puertos del país.

 

"Hay que flexibilizar los procesos sin que se pierdan los controles", destacó un directivo de una naviera.

 

Según la información difundida por Bolipuertos, para completar la devolución de contenedores vacíos se desarrollará un plan "durante los fines de semana sin que se pierdan o se alteren los controles regulares".

 

El año pasado la confluencia de embarcaciones con alimentos comprados en el exterior por parte del Gobierno nacional provocó que algunos barcos permanecieran hasta un mes fondeados en la bahía de Puerto Cabello.

 

Además del problema logístico, la demora en la devolución de los contenedores tiene otras implicaciones, ya que el importador debe pagar a la naviera multas por lo que se denomina "sobreestadía de contenedores".

 

En abril del año pasado las navieras reclamaban a Petróleos de Venezuela (Pdvsa) una deuda de 196 millones de dólares por los retrasos en el retorno de los contenedores. En ese momento, la Asociación Naviera de Venezuela denunciaba que Pdvsa debía devolver "alrededor de 2.900 contenedores". Algunos de ellos acumulaban hasta 700 días en el territorio nacional.