Instan al Gobierno a revertir política de importaciones

 Caracas Ene 10 (El Universal) Representantes laborales de distintos sectores del país aguardan por un diálogo nacional que permita fortalecer el aparato productivo nacional.

 

Marcela Máspero, coordinadora de la Unión Nacional de Trabajadores (Únete), indicó que hay un fracaso absoluto del Gobierno en esta materia y por eso están exigiendo la destitución inmediata de los titulares del Ministerio de Industria, Ciencia y Tecnología, Alimentación y Agricultura y Tierras, "por ser responsables de que las empresas que nosotros luchamos para que se nacionalizaran estén hoy en casi quiebra".

 

Tanto dirigentes de la Únete, como del Frente Autónomo en defensa del Empleo, el Salario y el Sindicato (Fadess) y la propia Central Bolivariana de Trabajadores reconocen la necesidad de sustituir la política de importaciones por producción local.

 

Recientemente, la central obrera bolivariana planteó la necesidad de revisar la efectividad de las empresas estatizadas, al admitir fallas en la gestión. Su presidente, Wills Rangel, expresó que es importante que los trabajadores comprendan la necesidad de ser productivos para la sustentabilidad de la "revolución".

 

"Hago un llamado a los trabajadores a la responsabilidad, y cada quien en su trabajo a defenderlo, y la primera forma es cumpliendo con el trabajo y siendo proactivos, inclusive para crecer en la empresa", dijo.

 

En la lista de empresas estatizadas con problemas a Lácteos Los Andes, Café Fama de América, Agropatria, las empresas de cemento, centrales azucareros, Sidor, entre otras, según han manifestado líderes de Únete y Fadess.

 

Froilán Barrios, portavoz del Fadess, invitó a reactivar las 25 zonas industriales del país, sustituir la economía de puertos, que ha impactado negativamente en el campo laboral, y promover un plan especial de infraestructura que permitan generar fuentes de trabajo.

 

Por su parte, la coordinadora de Únete invitó también a los empresarios a unirse como ha ocurrido con varios sindicatos, "porque juntos necesitamos atacar la economía de puerto, que se generen mayores empleos dignos y decentes y que se fortalezca la inversión nacional".

 

De acuerdo al Instituto Nacional de Estadística, en la última década el número de patronos privados ha caído 4,9%.