Refinería Amuay opera a 57% de su meta de producción

 Caracas Ene 15 (El Universal) La refinería Amuay del Centro Refinador Paraguaná (CRP), opera actualmente con una importante merma en su volumen de procesamiento ante las fallas en algunas unidades y los mantenimientos programados en otras, que indujeron la reducción en la refinación de petróleo.

 

Un reporte operativo del CRP de la semana pasada indica que la refinería Amuay está trabajando con una carga de 270 mil barriles diarios, lo que equivale a 57% de la meta de procesamiento establecida para el complejo, fijada en 470 mil barriles por día.

 

El informe señala que la Unidad de Destilación Atmosférica n°3, que tiene una capacidad de procesamiento de 85 mil barriles diarios, está fuera de servicio desde el 30 de diciembre de 2013, cuando fue afectada por un incendio presuntamente provocado por una fuga de gas.

 

Asimismo la planta también presentó una fisura en la línea de fondo de vacío, reportada el 6 de enero pasado.

 

Otra de las unidades paralizadas en la refinería Amuay es el Flexicoquer (abreviado como FKAY, y el más grande del mundo), que está en un proceso de parada de mantenimiento programado desde el 6 de enero.

 

Esta unidad procesa hasta 64 mil barriles diarios, y se emplea para obtener combustibles a partir de componentes pesados.

 

En noviembre, antes de la paralización de la Planta Destiladora n° 3 y el Flexicoquer, Amuay estuvo operando con una carga de 340 mil barriles por día, equivalente a 72% de la meta fijada por a gerencia del CRP, y que es considerado el nivel óptimo de trabajo por parte de Pdvsa.

 

Aunque la capacidad instalada de la refinería tiene un tope de 645 mil barriles diarios de procesamiento, la corrida normalmente ronda los 470 mil barriles diarios para obtener menos fueloil (conocido como fondo de barril), que es el combustible de menor calidad y procedente del uso de crudos más pesados en la dieta de la refinería.

 

En cuanto a la refinería Cardón, que junto con Amuay y Bajo Grande conforman el Centro Refinador Paraguaná, se reportó un nivel de trabajo de 268 mil barriles por día, por encima de la meta fijada en 260 mil barriles diarios.

 

Los problemas en el circuito refinador venezolano, agravados desde el año 2011, han significado un aumento de las importaciones tanto de componentes como de productos terminados derivados del petróleo, desde países como Estados Unidos.

 

Durante el año 2013 Pdvsa sufrió al menos 31 accidentes en refinerías, mejoradores y otras instalaciones, con el CRP a la cabeza de las fallas.

 

Actualmente, con la paralización del Flexicoquer, los mercados petroleros han reportado una reducción en la oferta de combustibles de Pdvsa.

 

Una nota de Reuters de la semana pasada, citando a operadores del mercado, afirmaba que la estatal venezolana "está reduciendo las exportaciones de combustibles programadas para enero. Está ofreciendo sólo dos cargamentos de combustibles para avión, en lugar de seis o siete, y nada de nafta, cuando normalmente vende dos cargamentos al mes".