Aseguran que crisis de Toyota perjudica a Cumaná

 Caracas Feb 20 (El Universal) La paralización indefinida de Toyota de Venezuela afecta a la ciudad de Cumaná, estado Sucre, según afirmó José Marcano, secretario general del sindicato de la compañía.

 

"Cumaná en este momento está viendo en una crisis bastante fuerte por el posible, según ellos (la empresa), cierre de Toyota", afirmó Marcano en una reunión de los dirigentes sindicales del sector automotor realizada en la sede de la Federación Unitaria de Trabajadores del Petróleo de Venezuela (Futpv).

 

Marcano recordó que la empresa ensambló autos hasta la semana pasada tras quedarse sin inventario para continuar la producción. "La situación está crítica (...) Estamos tratando de que el problema se quede en la planta y no llevárselo al pueblo, queremos que el Presidente se reúna con nosotros, que nos escuche".

 

El dirigente sindical reiteró que la empresa ha explicado que la falta de material responde a los atrasos en la liquidación de divisas y la consecuente deuda que se ha generado con la casa matriz. "Siguen alegando falta de divisas para pagar deuda con Japón (...) Ellos nos han dicho que les adeudan pero no nos han dicho la cantidad".

 

El pasado jueves Rafael Ramírez, vicepresidente del Área Económica, criticó a la gerencia de la compañía y aseguró que la empresa no se irá.

 

"Ningún gerente puede estar amenazándonos con que cierra y se va. Si se van es lamentable, pero no creo que lo hagan, y no queremos que se vayan. La actitud de Toyota no tiene ninguna justificación porque mi equipo habló personalmente con todas las empresas japonesas, con los embajadores. Ahí no es que se vaya Toyota, es que hay que cambiar al gerente".

 

Marcano también explicó que Toyota de Venezuela posee material de ensamblaje en aduana que no ha podido ser nacionalizado por los retrasos en la emisión del permiso conocido como MEIV.

 

"Tuvimos una conversación con el general Barrientos y dice que los MEIV se van a soltar. Si tuviéramos ese material ahorita estuviéramos trabajando".

 

El dirigente sindical también propuso al Gobierno nacional que entre los trabajadores, la empresa y las autoridades se vigile el uso de los dólares que asigna el Estado. "Control entre trabajadores, empresa y Estado", apuntó Marcano.

 

Asimismo, cuestionó la interpretación que la filial japonesa ha realizado del decreto presidencial 625 al eliminar los "cupos" para la venta de carros a los trabajadores. "Sabemos que cuando el Presidente hace su decreto es para proteger al pueblo, no perjudicar al trabajador". El decreto 625 fijó las condiciones para la venta de autos.