Protestas profundizan las fallas del transporte de carga del país

 Caracas Feb 25 (El Universal) La circulación del transporte de carga se ha visto interrumpida por las protestas que se registran en las principales ciudades del país, trayendo como consecuencia retrasos en la distribución de mercancías.

 

Giovanni Lupi, presidente de la Cámara de Transportistas del Centro (Catracentro), señaló que la actual coyuntura ha afectado en 20% la distribución, debido a que "los transportistas tienen temor, porque ya han quemado gandolas y camiones".

 

Ese es el caso de una gandola cargada con cebada que fue incendiada en el distribuidor San Diego, la semana pasada; y del camión cargado con reses que volcó en Morón este domingo, ambos hechos en Carabobo.

 

Expresó que la situación actual agrava una realidad que el sector transporte viene atravesando desde hace dos años: 40% de la flota de camiones está paralizada por falta de repuestos.

 

"No se consiguen vehículos de carga ni repuestos, porque no hay dólares. Las ensambladoras tampoco están ensamblando. Hemos tenido mesas de trabajo con el Gobierno pero no hemos visto resultados. Tengo seis camiones parados por falta de repuestos", dijo Lupi.

 

El transporte de carga está seriamente afectado por la inseguridad. Lupi explicó que en el Centro y Occidente del país hay dos zonas declaradas "rojas" por los transportistas: Morón y Altagracia de Orituco, donde "gandola que se accidenta, gandola que saquean".

 

"Ese es un gran problema que tenemos ahorita y al que no hemos conseguido solución. Donde se accidenta una gandola no la perdonan y la policía no hace nada. Si va cargada de comida, pues peor. Incluso en las colas cortan las cortinas de los camiones y los roban", explicó.

 

Algunos transportistas señalaron que el transporte funcionaba al 60% hasta el pasado miércoles. Ayer se encontraba prácticamente paralizado.

 

En cuanto al transporte de alimentos, Lupi señaló que los camiones graneleros estaban trabajando con normalidad en Puerto Cabello, pero por las barricadas en la zona industrial de Valencia y sus alrededores tardan hasta cinco horas en colas para llegar a las plantas.

 

No pueden circular

 

La distribución de hortalizas desde el estado Táchira está paralizada en 70%, debido a la situación de conflicto que hay en esa región. Esto ha derivado en la pérdida de la producción.

 

Freddy Rosales, representante de los "ferieros" del Táchira, explicó que entre lunes y martes de la semana pasada la distribución operó al 40% y que desde el miércoles los camiones no viajan.

 

"Unos pocos se han arriesgado a ir a Caracas y a Oriente. Pero los transportistas tienen miedo porque han recibido amenazas. El Vigía está trancado y llegar a Valencia es un riesgo. No podemos ni llegar a San Cristóbal", señaló Rosales.

 

Indicó que para los transportistas buscar vías alternas es un riesgo por la inseguridad. Expresó que la zona agrícola de La Grita está "tranquila" pero "militarizada".

 

Señaló que esto agudiza la situación del sector transporte en esa región, que ya está afectado por escasez de repuestos y limitaciones en el combustible.

 

Poca actividad

 

La actividad comercial también ha mermado en las últimas semanas. El presidente de la Cámara de Comercio de Valencia, Gustavo Sosa, señaló que debido a las protestas y a las barricadas en la ciudad muchos trabajadores no han podido llegar hasta sus lugares de trabajo. Asimismo, indicó que por las situaciones de calle en la región, el comercio está obligado a cerrar más temprano.

 

Por su parte, el presidente de la Cámara de Comercio de Caracas, Víctor Maldonado, expresó que la actividad está a "un cuarto de máquina", y que los cierres que se habían registrado en el este de la ciudad, por las protestas, se han extendido hasta el centro.

 

Ambos sostienen que la coyuntura actual agrava la situación de escasez que persiste en el país, debido a la escasa disponibilidad de dólares para reponer los inventarios.