Colombia planifica sin Pdvsa un oleoducto al Pacífico

 Caracas Mar 10 (El Universal) Venezuela y Colombia desempolvaron hace tres años un proyecto para construir un oleoducto que parta desde territorio venezolano y que cruce Colombia hasta llegar a las costas del océano Pacífico, desde donde se despacharían los hidrocarburos producidos en los dos países con destino a Asia, principalmente a China, a partir del año 2016.

 

Sin embargo todo parece indicar que el oleoducto, que Pdvsa calculó con un costo de 6.700 millones de dólares hace dos años, será construido por la estatal neogranadina Ecopetrol sin Petróleos de Venezuela y sí de la mano con la canadiense Enbridge solo en territorio colombiano, ante las demoras de la petrolera venezolana en desarrollar el ducto.

 

El viceministro de Energía de Colombia, Orlando Cabrales, dijo a Reuters que Ecopetrol discutirá de nuevo con Pdvsa el oleoducto proyectado hace ya 8 años. Pero mientras se intenta negociar con la estatal venezolana, Ecopetrol ya está en conversaciones con la mencionada Enbridge para construir un ducto de 800 kilómetros de recorrido, y que iría de los llanos centrales colombianos hasta la costa del Pacífico.

 

Esta infraestructura sería operada por Ecopetrol, pero otras firmas como la canadiense Pacific Rubiales y la empresa de comercialización Vitol están interesadas en participar, dijo Cabrales.

 

Al igual que Venezuela, Colombia pretende elevar sus exportaciones petroleras a Asia (lo que le obligaría a invertir en infraestructura de producción para acondicionar esos crudos a los mercados asiáticos e incluso europeos), sobre todo con la competencia que están teniendo los crudos colombianos en el mercado estadounidense, donde el boom del shaleoil le está restando oportunidades comerciales.

 

En el tintero

 

En noviembre de 2011 los presidentes Juan Manuel Santos y Hugo Chávez habían suscrito una Carta de Compromiso para el desarrollo del "Proyecto Binacional Oleoducto de Venezuela Colombia", que significaría una tubería de 3.000 kilómetros de largo desde la Faja del Orinoco hasta el Puerto de Tumaco, en las costas colombianas en el océano Pacífico.

 

Este recorrido se sustentó sobre otro proyecto bilateral para un poliducto, ya discutido en 2006, aunque con una sustancial modificación de su ruta al partir desde la Faja Petrolífera del Orinoco y no desde el Zulia.

 

Los planes manejados hasta ahora contemplan un oleoducto de 767 kilómetros de longitud y un diámetro de 46 pulgadas en Venezuela, arrancando en el bloque Junín de la Faja y cruzando las localidades Rabanito, Requena, Cabruta, San Fernando, Mantecal, Totumito, Guasdualito, El Amparo y Guafita.

 

Del lado colombiano se barajaban varias propuestas de rutas. Allí resaltó la presentada por la colombiana Ecopetrol, con una longitud de 1.365 kilómetros, en un trazado que partiendo desde el enlace de Caño Limón cruzaría las localidades de Banadía, Araguaney, Porvenir, Apiay, San Fernando, Orito y Tumaco, en la costa colombiana del Océano Pacífico.

 

Tanto las autoridades petroleras venezolanas como las colombianas, esperanzadas en el plan, calculaban que se transportarían entre 600 mil y 880 mil barriles diarios de crudo a partir del año 2016, aprovechando el despegue de la producción en los proyectos de la Faja del Orinoco, en el lado venezolano.

 

La última novedad en el oleoducto binacional se conoció en noviembre pasado, cuando el ministro de Minas y Energía de Colombia, Mauricio Cárdenas, y su par venezolano, Rafael Ramírez, confirmaron que el volumen del oleoducto sería al menos 600 mil barriles diarios. A ello se agregó que China, a través de alguna de sus empresas petroleras, estaba interesada en financiar el proyecto.