Afinan medidas para evitar reventa de rubros regulados

 Caracas Mar 10 (El Universal) Las autoridades nacionales sostienen que el contrabando de extracción merma la oferta de productos en el mercado local, por lo que viene aplicando diversas medidas para hacer frente a esta situación.

 

"Es una gran tarea poner los torniquetes económicos, estructurales, políticos, policiales y militares para eliminar el contrabando porque se nos va el 40% para Colombia", señaló este sábado el Presidente Nicolás Maduro.

 

No obstante, la brecha entre los precios subsidiados de muchos productos básicos en Venezuela con respecto a su valor real de mercado juega en contra de las estrategias oficiales.

 

"Una gandola puede salir de Venezuela hasta Ecuador y todavía obtiene ganancia de la venta de ese combustible", admitió en diciembre el presidente de Pdvsa, Rafael Ramírez.

 

En este contexto, el alcalde de Ureña, Táchira, Alejandro García, señaló que desde este lunes se reducirá "el consumo de combustible de vehículos que vienen de la hermana república de Colombia, de vehículos venezolanos y manejados por venezolanos pero que no hacen vida en el Municipio". Dijo que esta situación tiene a la población de Ureña "haciendo largas colas para poder cargar combustible".

 

El ministro de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Miguel Rodríguez Torres, dijo a AVN que se trata de un plan para combatir el contrabando de combustible en el Municipio Ureña.

 

Por otra parte, el gobernador del estado Anzoátegui, Aristóbulo Istúriz, informó que en esa entidad se aplicarán medidas para evitar la reventa de productos subsidiados. "Poco a poco" serán eliminadas las jornadas a cielo abierto de Mercal, señaló.

 

"No vamos a permitir que los vivos se beneficien", en referencia a quienes "se aprovechan" para comprar a bajo precio y comercializar de manera ilegal los artículos de la canasta alimentaria, reseñó Globovisión.

 

"Vamos a ir fortaleciendo las bodegas" en sustitución de estas jornadas en la calle.

 

En cuanto a los controles de venta según la cédula de identidad, expresó que "se pueden criticar, pero es mejor tener un control a que alguien los revenda (los productos) en la calle".