Liquidez se dispara mientras se definen medidas para regularla

 Caracas Mar 12 (El Universal) El Gobierno contempla medidas para regular la cantidad de dinero que entra en la economía, pero mientras las define la liquidez continúa creciendo por el gasto y la asistencia a las empresas públicas.

 

El pasado mes de enero las autoridades señalaron que afinaban un plan para recoger la liquidez, sin embargo, ayer apuntaron que las acciones aun se están revisando. En paralelo, la masa de dinero en circulación en 60 días subió 15%, según las cifras del Banco Central de Venezuela. Y en 12 meses el incremento fue de 91%.

 

Por lo general, al inicio de cada año la liquidez se contrae, pero en este periodo el comportamiento ha sido diferente por las erogaciones que está realizando el sector público.

 

Las cifras del Ministerio de Economía, Finanzas y Banca Pública evidencian que en los primeros dos meses de 2014 los desembolsos para salarios, pensiones, gastos de los entes oficiales y traspasos a los regiones alcanzaron los 106 millardos de bolívares, monto que supera en 43% al erogado en igual periodo de 2013, que fue 74,5 millardos de bolívares.

 

El mayor tamaño que tiene el Estado y los compromisos que han surgido en el transcurso del ejercicio han obligado a gastar. Solamente para atender los compromisos laborales, la Tesorería tuvo que destinar 50% más que el pasado año.

 

Aunque el ente emisor no ha publicado la data sobre el comportamiento de la base monetaria, la firma el Tesorero en el informe de Síntesis Financiera calcula que hasta la segunda semana de febrero aumentó 7,1%, en tanto que en el mismo lapso del 2013 creció 0,7%. En ese resultado impacta la asistencia del Central a los entes del sector público.

 

En la medida que se inyecta más dinero a la economía y merma la oferta de bienes, se disparan los precios, y ya la inflación anualizada de enero tuvo una variación de 56,3%.

 

En la agenda

 

En el último trimestre del pasado año, el Banco Central comenzó a tomar medidas para regular la liquidez ante el incremento que mostraban los precios, pero las iniciativas resultaron insuficientes.

 

El Vicepresidente para el Área Económica y ministro de Petróleo y Minería, Rafael Ramírez, expresó en enero que "estamos estableciendo el nivel de equilibrio de liquidez" y apuntó que "se crearán instrumentos adicionales que recojan liquidez y se optimizará el gasto en función de que esté orientado solo a los temas reflejados en el Plan de la Patria".

 

Ayer el presidente del Banco Central de Venezuela, Nelson Merentes, indicó que las acciones para disminuir la cantidad de dinero en circulación se están determinando.

 

"Con el Sicad II (el mercado en el que se ofertarán divisas a una paridad que fluctuará) pretendemos recoger liquidez pero no es suficiente. El Banco Central tiene que hacer una política más dinámica en el encaje, conjuntamente con el Ministerio de Economía y Finanzas con las emisiones de títulos, con un nuevo sistema de ahorro, así pretendemos ir disminuyendo progresivamente la tasa de crecimiento de la masa monetaria y llegará el momento en que todas las variables estén ordenadas y en equilibrio", aseveró el funcionario.

 

Merentes dejó en claro que si bien están previstas medidas para frenar la velocidad con la que aumenta el dinero en la economía "no vamos a ir a un modelo contractivo".

 

De hecho, apuntó que "Pdvsa hace sus esfuerzos desde el punto de vista de su actividad. Se hacen esfuerzos para reducir la liquidez". Esto lo comentó ante la consulta de si el ente emisor mantendrá el financiamiento a la petrolera.

 

Ramírez hace dos meses indicó que "para el cierre de nuestro ejercicio fiscal, ese tema (deuda con el BCV) no va a estar presente" y descartó que este año se soliciten fondos al Central, debido a que se acordó un esquema de pago de la deuda a través de la empresa mixta de explotación del oro.

 

El pasado año el financiamiento del ente emisor a Pdvsa aumentó 60%, por las necesidades que enfrentó la industria petrolera para atender los programas en las áreas de vivienda, industrial, agro, entre otros. Para gestionar esos recursos, la industria entregó papeles al instituto emisor.