Estiman que arribo de carga cayó 40% con respecto a 2013

 Caracas  Mar 18   (El Universal) La restricción en la entrega de divisas por parte del Gobierno nacional se ha traducido en un menor arribo de carga al país y una merma en la oferta de productos en el mercado.

 

De acuerdo a estimaciones que realizan importadores y agentes aduanales de Puerto Cabello, las importaciones con respecto al año pasado han descendido 40% si se compara lo ocurrido en los primeros dos meses del año.

 

Una fuente ligada al principal puerto del país informó que buena parte de la carga que llegó entre enero y febrero era "rezagada" y correspondía a importaciones que se negociaron el año pasado, pero que por la congestión del puerto en diciembre aún no habían arribado al país.

 

"Está llegando poca carga y el grueso es para empresas del Estado como la Corporación de Abastecimiento y Servicios Agrícolas (CASA)", indicó la fuente consultada.

 

Desde el sector privado reportan una paralización en la entrega de divisas desde el último trimestre del año pasado. A este freno, se suma que el Ejecutivo nacional no termina de definir el nuevo sistema cambiario y diversos sectores económicos aún desconocen si tendrán acceso a las divisas que vende el Estado.

 

"La economía y la actividad en el puerto se ha resentido mucho por la imposibilidad de obtener las divisas, esperemos que con el Sicad II se reactiven las importaciones", agregó la fuente consultada.

 

De acuerdo a la revista Informes 14.398, del 17 de marzo, que elabora la Cámara de Comercio de Puerto Cabello (CCPC), en la bahía de Puerto Cabello permanecían fondeados 10 barcos, cifra inferior a la que habitualmente reflejan los reportes del gremio. "En marzo se está agudizando la caída en las importaciones", insistió la fuente.

 

La situación no es exclusiva de Puerto Cabello. En el puerto de La Guaira, segundo en importancia, ocurre algo similar.

 

El directivo de una empresa aduanal señaló que han sufrido un bajón de hasta 80% con respecto a 2013. Explicó que el promedio del año pasado en los dos primeros meses del año fue de entre 70 y 80 embarques por mes, pero en febrero de este año apenas se ubicó en 10 embarques de carga contenerizada.

 

"Las navieras siguen trayendo carga, pero cada vez vemos que es menor el volumen que traen", dijo el agente aduanal.

 

Explicó que esta situación afecta a las empresas relacionadas con la cadena logística, ya que es difícil mantener las operaciones sin movimiento de mercancía. "Mientras lo ves más abajo de la cadena, más afectadas están las empresas".

 

Gremios como Fedecámaras o el Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (Consecomercio) han insistido en la necesidad de despenalizar el mercado cambiario y en la creación de un mecanismo que permita obtener divisas de forma oportuna y frecuente en las cantidades que demandan los empresarios.

 

Asimismo, han alertado que si no se cancela la deuda por concepto de importaciones no liquidadas por Cadivi, difícilmente los proveedores internacionales reanudarán los despachos hacia Venezuela.