Lentitud en el ajuste al sistema cambiario afecta abastecimiento

 Caracas  Mar 18   (El Universal) El Gobierno tiene un año realizando ajustes a la estructura del sistema cambiario, pero la lentitud con la cual han marchado esas modificaciones ha afectado el abastecimiento de productos esenciales.

 

Este domingo el presidente del Banco Central de Venezuela (BCV), Nelson Merentes, admitió que "tenemos meses con desabastecimiento en ciertos productos", y agregó que " yo alertaría, porque es lo que hace el BCV, que esto no puede pasar más de dos o tres meses, hay que importar rápido y bien, producir y distribuir mejor".

 

Las estadísticas del instituto emisor revelan que desde agosto del pasado año la escasez está por encima de 20% y en enero de 2014 alcanzó el nivel récord de 28%. El indicador de febrero no fue divulgado.

 

En ese salto del índice de escasez han incidido las restricciones en la entrega de dólares.

 

La transición de Cadivi al Cencoex (Centro de Comercio Exterior) y el comportamiento que ha mostrado Sicad I han impactado en el flujo de divisas que requiere el sector privado para la importación de materia prima y de otros insumos fundamentales para la producción de bienes.

 

Ya el pasado año las asignaciones de dólares por la vía de Cadivi mostraron una caída de 20% y desde noviembre las restricciones han sido mayores. Esa disminución ha generado deudas con proveedores, que según los representantes del sector privado, se calculan en 13 millardos de dólares.

 

En enero el Vicepresidente para el Área Económica y ministro de Petróleo y Minería, Rafael Ramírez, informó que el Gobierno elaboró un presupuesto de divisas para este año de 42,7 millardos de dólares y de ese monto: 31,3 millardos de dólares se canalizarían por Cadivi y 11,4 millardos de dólares por el Sicad I (compras externas y otros conceptos).

 

En ese contexto, las autoridades señalaron que tenían listo el plan de divisas para el primer trimestre, pero en febrero fue que se comenzó a solicitar a las empresas la información sobre los requerimientos de divisas para la primera mitad del año. Se conoció extraoficialmente que en el primer bimestre las aprobaciones tuvieron un retroceso de 40%.

 

Aunado a las limitaciones de Cadivi, el mecanismo complementario de divisas tampoco ha solventado las necesidades de los privados. Ya el Sicad I en 2013 aprobó 70% menos de que lo que se autorizó por la vía alterna en 2012, y en lo que va de este año ha entregado por medio de cinco subastas 698 millones de dólares, lo que representa 10,8% del monto contemplado para importaciones que es 6,4 millardos de dólares.

 

En el marco de las definiciones sigue pendiente la distribución de los dólares. Las autoridades han indicado que algunos sectores se mantendrán por el Cencoex y otros realizarán sus trámites por Sicad I. Hace dos semanas el titular de Petróleo, indicó que aun se están afinando cuáles áreas de la economía se manejarán por los dos esquemas.

 

El economista, José Guerra, señala que ante la lentitud en las asignaciones de divisas "se aceleran los problemas para poder aumentar la producción. No hay insumos, y por lo tanto, no hay indicios de que mejore el abastecimiento de productos básicos".

 

Los analistas explican que aunque se autoricen hoy las divisas para las adquisiciones de materia prima y equipos, el proceso tarda, porque mientras llega la mercancía, se nacionaliza, se distribuye y se procesa, pueden pasar muchos meses.

 

La economista Tamara Herrera, agrega que "si se agiliza la entrega de divisas de dólares habrá una mejoría en el situación de escasez, pero no se normalizará".

 

Según el titular del instituto emisor, para mejorar el abastecimiento "se están tomando medidas como profundizar la redes gubernamentales Mercal y Pdval" y aunado a ello se continuarían las reuniones con el sector privado "para corregir nudos para que el producto llegue al consumidor final. Hay que abrir la avenida para que llegue rápido".