Pdvsa prepara compra de 250 mil barriles de nafta

 Caracas Abr 1 (El Universal) Petróleos de Venezuela anunció una oferta para comprar un embarque de 250.000 barriles de nafta catalítico a ser recibido entre el 28 y el 30 de abril en cualquiera de sus puertos, según una convocatoria a la subasta a la que accedió Reuters.

 

Esta oferta, considerada como no prevista, se suma a la planificación de importar 54 mil barriles diarios de nafta diluida y nafta catalítica durante abril, proveniente de la refinería Isla en Curazao (de 335 mil barriles diarios de capacidad, y operada por la propia Pdvsa), y también de Houston, en Estados Unidos.

 

La subasta indica que Pdvsa recibirá ofertas por este embarque hasta hoy 1 de abril y que deberán ser indexadas al precio de la gasolina sin plomo de la costa estadounidense del Golfo de México. Los pagos se llevarán a cabo a través de una cuenta abierta, 30 días después de la entrega del documento de embarque.

 

Petróleos de Venezuela ha aumentado las ventas de combustibles en las últimas semanas -incluyendo combustible para aviones- luego de reanudar en enero las exportaciones de diesel ultrabajo en azufre (ULSD) procesado por la refinería de Puerto la Cruz de 187.000 barriles por día (bpd), en un contexto en que la demanda de combustibles ha descendido ante la ola de protestas durante casi dos meses.

 

Sin embargo, la principal refinería del país, Amuay (de 645.000 barriles por día), tiene la unidad Flexicoquer (conocida como FKAY de 72 mi barriles diarios de capacidad) fuera de servicio desde enero, y sometida desde hace dos semanas a un proceso de reparaciones que demorará 60 días, y que prevé resolver problemas críticos en algunas de sus unidades internas como el reactor, el gasificador, el calentador, el compresor y la planta de fraccionamiento.

 

Al detenerse el Flexicoquer de Amuay se paraliza el complejo de conversión media, las plantas de extracción de azufre (denominadas SUAY), la planta de alquilación, y la planta de aguas agrias.

 

Aunado a esto, las plantas de extracción de azufre o desulfuradoras reciben carga de varias unidades, no solo de FKAY, lo que afectará el proceso de otras áreas de proceso de la refinería.

 

Pese a que exporta más de 1,9 millones de barriles diarios de crudo, Venezuela se convirtió en un importador neto de combustibles en el 2012, coincidiendo con la explosión catastrófica que sufrió la refinería Amuay y que afectó su circuito refinador.