Estiman que subsidio debe ser directo al consumidor

 Caracas Abr 1 (El Universal) A propósito de la implementación del Sistema de Abastecimiento Seguro, y la tarjeta para el mismo fin, expertos estiman que el Gobierno nacional debería analizar implementar ese mecanismo como una vía para desmontar el control de precios y mantener el subsidio en los alimentos en los estratos socioeconómicos que más lo necesitan.

 

El economista y director de Ecoanalítica, Asdrúbal Oliveros, señaló que el Gobierno puede definir su público objetivo, a través de los censos que se han hecho en las distintas misiones, a quienes puede entregar, a través de la banca pública, una tarjeta de débito donde se deposite mensualmente una cantidad de dinero, que pueda ser utilizado únicamente para la compra de alimentos en cualquier establecimiento.

 

El mecanismo podría extenderse e incorporar otros rubros como artículos de cuidado personal y medicinas.

 

"El error de los controles es que el subsidio no es directo a las familias y se está subsidiando el producto que es lo que genera escasez, contrabando y colas. Esa es la resistencia que pareciera tener el Gobierno", expresó Oliveros.

 

Explicó además que el Gobierno debe analizar incrementos progresivos en los precios, y proteger al estrato E y parte del D a través del subsidio directo.

 

"No se puede desplazar los precios después de un rezago tan grande en un sólo tramo, porque es un golpe duro al consumidor, sobre todo para los más pobres", estimó.

 

Señaló que no se pueden mantener precios diferenciados entre las redes públicas y las privadas, sino que haya precios estándar en todos los establecimiento, y entregar el subsidio en tarjetas para la gente. ACC