Venezuela bombeó 2,85 millones de barriles diarios en marzo, dijo la OPEP

 Caracas Abr 11 (El Universal) El bombeo de crudo venezolano durante el primer trimestre de 2014 tuvo un volumen promedio de 2,87 millones de barriles diarios, según los datos recopilados por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y suministrados por Venezuela.

 

Este resultado estuvo ligeramente por debajo de la media reportada para el año 2013 por el ministerio de Petróleo, de 2,89 millones de barriles diarios, aunque significó un crecimiento de 4,43% respecto al primer trimestre de 2013.

 

En lo correspondiente a la producción de marzo, la producción de crudo venezolano cerró en 2,85 millones de barriles por día, un alza de 4,11% respecto a los 2,74 millones de barriles diarios producidos en marzo del año 2013.

 

En el mismo mes de marzo de 2014 el cartel petrolero produjo 30,88 millones de barriles diarios, un volumen 2,34% menor que los 31,62 millones de barriles producidos en marzo de 2013.

 

Menos demanda en 2014

 

La OPEP, en su informe mensual, recortó la proyección de demanda para su producción el 2014 y puso fin a una racha de revisiones al alza para el crecimiento del consumo mundial, destacando las preocupaciones sobre la economía y la presión de productores rivales sobre su participación en el mercado.

 

El grupo estimó que la demanda para su crudo en el 2014 promediaría 29,65 millones de barriles por día, una baja de 50 mil barriles diarios desde su estimado anterior, reportó Reuters.

 

El reporte apunta a un año levemente más desafiante para la OPEP debido a la desaceleración de las economías y al aumento de los suministros en países que no integran el grupo, como Estados Unidos que experimenta un auge en su producción de energía no convencional.

 

La OPEP, que produce más de un tercio del petróleo mundial, todavía espera que el crecimiento económico global sea más veloz este año que en el 2013, aunque redujo su proyectada expansión en 0,1 puntos porcentuales al 3,4%.

 

La revisión a la baja se "debió a la continúa desaceleración en las economías emergentes y a cierta desaceleración en Japón".

 

También resaltó que el impacto de la crisis en Crimea era "sensible" para los mercados emergentes y ha ayudado a impulsar los precios del petróleo, aunque no ha provocado ninguna pérdida inmediata en los suministros. EJT