Indefinición agravó males económicos

 Caracas Abr 23 (El Universal) El Gobierno nacional prepara una nueva "ofensiva económica". Cinco meses después de la estrategia bautizada como el "Dakazo" y con una economía aún más resentida por la escasez y la inflación, las autoridades prometen "producir más", "abastecimiento pleno" y "precios justos".

 

"La nueva ofensiva económica debe llevar a la prosperidad del pueblo, del país", dijo Nicolás Maduro el pasado lunes.

 

El anuncio del presidente de la República llega luego de las reuniones entre los empresarios y el Ejecutivo nacional, realizadas desde febrero en el marco de la Conferencia de Paz. Aunque en el ámbito empresarial celebraron ese acercamiento, también insisten en que aún el Gobierno nacional no resuelve los problemas que afectan la producción nacional.

 

Fue Lorenzo Mendoza, presidente de Empresas Polar, quien resumió las peticiones de los empresarios.

 

"Honrar la deuda" en divisas que mantiene el Gobierno nacional con el sector privado por concepto de importaciones no liquidadas, un mecanismo de "acceso a las divisas dinámico, transparente y eficiente que impida la interrupción de la producción" y un "sistema de formación de precios que estimule la producción" fueron 3 de los 12 puntos incluidos en la agenda que Mendoza presentó al Ejecutivo nacional a finales de febrero.

 

Prácticamente las peticiones coincidían con las que plantearon los empresarios a mediados del año pasado en las reuniones que encabezó Nelson Merentes, en calidad de ministro de Finanzas, con el sector privado.

 

Pero las soluciones no llegaron y hoy empresas de diversos sectores están paralizadas o trabajan a un ritmo muy inferior al de su capacidad debido a la imposibilidad para reponer los inventarios por la deuda que acumulan con sus proveedores en el extranjero y la irregularidad en la asignación de divisas.

 

El propio Nelson Merentes, presidente del Banco Central de Venezuela (BCV), reconoció el pasado lunes que "no están buenos los valores de inflación y crecimiento".

 

En febrero la inflación se ubicó en 2,4% y la variación anualizada en 57,3%. Con el comportamiento de la escasez ocurre algo similar. En enero, último dato disponible, llegó a 28% mostrando un repunte de 5,8 puntos con respecto al 22% de diciembre de 2013.

 

Desde el Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (Consecomercio) se ha señalado que el primer trimestre fue para el "olvido" debido a todos los problemas que enfrentaron y por los efectos del "Dakazo", evento que dejó sin inventarios a numerosos comercios.

 

Por tal motivo, el gremio advirtió el lunes que temen los efectos de la "nueva ofensiva económica".

 

"Entre los comerciantes la inquietud surge a partir de las últimas acciones fiscalizadoras sectoriales que se han estado emprendiendo en diferentes partes del país, y las cuales han concluido con sanciones de multa o cierres a los establecimientos comerciales, en su casi totalidad", expresó Consecomercio en un comunicado.

 

La preocupación se justifica si se toma en cuenta que el propio Ejecutivo nacional ha permitido alzas de precios en algunos alimentos, pero sin publicar los nuevos precios en Gaceta Oficial.