Chrysler, Mitsubishi y Toyota firman un acuerdo con Sundde

 Caracas Abr 25 (El Universal) Las ensambladoras Toyota, Mitsubishi y Chrysler firmaron este jueves con el Gobierno nacional, convenios de cooperación para establecer precios justos a los productos que ofertan al pueblo venezolano.

 

Según destacó la Agencia Venezolana de Noticias (AVN), las tres empresas automotrices se unieron a nueve comercializadoras de electrodomésticos del país en la rúbrica del acuerdo, acto en el que participó el presidente de la República, Nicolás Maduro, quien explicó el alcance de los convenios.

 

Precisó que luego de la Conferencia Económica por la Paz, el acercamiento y compromiso representa el interés del empresariado a cumplir con la Ley Orgánica de Precios Justos.

 

La firma se realizó en Fuerte Tiuna, Caracas, donde el mandatario encabezó la graduación de más de 1.200 efectivos de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), y a la que asistió la superintendente nacional de Precios Justos, Andreína Tarazón; el ministro de Comercio, Dante Rivas; y el ministro de Industrias, José David Cabello.

 

El mandatario precisó que las empresas automotrices Toyota, Mitsubishi y Chrysler son las primeras en firmar el convenio, que luego se extenderá a otras ensambladoras para establecer los costos reales, evaluar los procesos de distribución y fijar el costo final de la totalidad de las marcas de vehículos ofertados en el país. "La superintendente Tarazón explicará mañana (hoy ) viernes cómo han quedado las listas de precios de los vehículos que producen estas tres empresas y así iremos firmando con toda las automotrices de Venezuela", apuntó el Presidente, citado por AVN.

 

En días pasados el Presidente anunció que Toyota, Chrysler y Mitsubishi eran las automotrices que aceptaron las disposiciones en materia de precios, según el listado que maneja la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde). Sin embargo, fuentes consultadas ligadas a dos de esas empresas negaron que existiera consenso. Por el contrario, manifestaron que desde hace un mes habían solicitado reuniones con las autoridades para presentar las objeciones a los precios calculados. "No es acuerdo, es casi una imposición", dijo uno de los directivos.

 

Otro de los ejecutivos explicó que en las estructuras presentadas por la Sundde el material de ensamblaje se cotiza a la tasa del Sicad I y no al tipo de 6,30 bolívares por dólar.