79,2% subieron los precios de los alimentos en un aņo

 Caracas Abr 25 (El Universal) Los desequilibrios de la economía se siguen acentuando. La menor oferta de bienes y el crecimiento de la liquidez han incidido en los precios, que solo en marzo se aceleraron 4,1%, según los datos del Banco Central de Venezuela (BCV).

 

Tras ese resultado, la inflación del primer trimestre del año llega a 10,1%, el nivel más alto que se registra desde que comenzó la medición del Índice Nacional de Precios al Consumidor en 2008. En 12 meses el avance fue de 59,4%.

 

Ese salto en los precios golpea con fuerza en los presupuestos de las familias, que suelen destinar más de la mitad de sus ingresos a la compra de comida. Los datos oficiales indican que la inflación en el grupo de Alimentos y Bebidas no Alcohólicas en el tercer mes del año fue de 6,1%, por lo cual en el trimestre la variación fue de 12,5%. En un año el incremento fue de 79,2%.

 

El BCV en su informe señala que el comportamiento de los precios en general obedeció a la "guerra económica" e indica sobre los alimentos que el aumento fue por "las variaciones erráticas en los precios de las hortalizas debido a la obstrucción de vías resultantes de las situaciones de conflicto en la zonas productoras". Luego añade que hubo repuntes en los precios de la carne de pollo, bovina y quesos, "lo cual es atribuible a las dificultades de suministro de insumos y la ruptura en las cadenas de transporte".

 

Analistas manifiestan que los precios de los alimentos reflejan la coyuntura que se arrastra desde hace más de un año, debido a que en ese sector la producción se ha desacelerado, a lo que se suman factores como el control de precios y las restricciones en el acceso a las divisas. De hecho, con el sector alimentos las liquidaciones de divisas pendientes suman 2,7 millardos de dólares, y el miércoles fue que las autoridades anunciaron un pago parcial de esas obligaciones.

 

Ese salto en los precios incide en otros grupos como el de Restaurantes y Hoteles, que en marzo tuvo un variación de 2,8%. El instituto emisor indica que "alimentos y restaurantes de manera conjunta tienen una ponderación de 54,6%, lo cual implica que un incremento de precios en esta agrupación aumenta de manera directa en el INPC".

 

Además de los rubros básicos, las familias destinan parte de sus ingresos al pago de transporte, y en esta agrupación la variación fue 2,5%. El instituto emisor indica que ese incremento obedeció "a la subida de precios del transporte urbano, debido a la alteración de las rutas ordinarias que ocasionaron las guarimbas. Por otro lado, se manifestó el encarecimiento de los servicios de flete y seguros asociados a una mayor exposición a riesgo de demora o pérdida de los productos. Este efecto se propagó a lo largo de las cadenas de comercialización de los bienes". No obstante, el Gobierno nacional esta semana autorizó un aumento de 40% en el precio del pasaje del transporte urbano y suburbano.

 

Más impactos

 

En la aceleración de la inflación no solo incide la menor oferta local e importada en general, también impacta la cantidad de dinero que se ha inyectado a la economía.

 

La aceleración del gasto público y el financiamiento del Central a las empresas públicas han incidido en la liquidez, que en 12 meses subió 73%. Ese incremento de los bolívares en circulación presiona los precios, dado que la producción es insuficiente. Las autoridades desde enero anunciaron que afinaban acciones para regular esa masa de dinero, pero fue a fines de marzo que se ajustó el encaje legal y se crearon instrumentos de inversión.

 

La merma en la producción también se refleja en la escasez, sin embargo, el BCV no volvió a publicar el índice. El último dato informado fue el de enero cuando se ubicó en 28%. El BCV en su comunicado señala que "se continuarán impulsando iniciativas para mejorar el abastecimiento en particular a los sectores más vulnerables de la población"