Colombia confirma que reducirá envíos de gas a Venezuela

 Caracas Abr 29 (El Universal) En un entorno marcado por el impacto inflacionario, las remuneraciones de los asalariados se redujeron 5,6% en términos reales en el año 2013, según los datos suministrados por el Banco Central de Venezuela (BCV).

 

Los trabajadores más afectados fueron los que se desempeñan en el sector privado, cuyos ingresos por trabajo se redujeron 7,1% en un año, mientras que los empleados y obreros del sector público tampoco la tuvieron fácil y vivieron un recorte en términos reales de 3,02% de sus remuneraciones.

 

Venezuela registró una inflación de 56,2% al cierre del año pasado, el registro histórico más alto de la etapa chavista.

 

Esto generó que el Ejecutivo ordenara varios incrementos del salario mínimo a lo largo del año pasado. De hecho, el avance de los precios al consumidor provocó que el ajuste de la remuneración básica fuera la más elevada de los últimos 16 años, al alcanzar 45,2% en 2013. Adicionalmente, en enero de este año se decretó un 10% adicional de salario mínimo.

 

El Ejecutivo también autorizó dos incrementos de sueldos para los trabajadores de la administración pública, para los educadores y trabajadores de la construcción, entre otros.

 

En el caso del sector privado, se otorgaron ajustes salariales a través de las convenciones colectivas y en el marco de las políticas propias de beneficios y compensaciones salariales para el personal.

 

Aun con esos incrementos, la inflación hizo imposible que las remuneraciones pudieran siquiera mantenerse.

 

Resultado nominal

 

Sin tomar en cuenta el factor inflacionario, las remuneraciones en el año 2013 registraron una subida nominal de 32,5%, impulsadas por el sector público, donde se incrementaron 36,4%, mientras que en la empresa privada aumentaron 30,6%, de acuerdo a los datos presentados recientemente por el instituto emisor.

 

En la administración pública se registró 38,3% de alza de las remuneraciones del personal directivo, el avance más pronunciado, mientras que los ingresos de los trabajadores de comercios estatales subieron 28,2% el año pasado.

 

En el sector privado el mejor registro fue en el sector bancario, con 42,4% y el peor para trabajadores privados de servicios básicos, con 16%.

 

Este índice mide el valor de los salarios que devengan los trabajadores formales e incluye, además, contribuciones como la seguridad social.