Cese de despachos de gas profundizará crisis eléctrica

 Caracas May 2 (El Universal) Será este lunes 6 de mayo cuando Colombia deje de despachar gas a Venezuela, en el marco de la suspensión del convenio binacional que aplicará el vecino país para prevenir los efectos que tendrá la sequía en la generación hidroeléctrica de esa nación.

 

Los expertos consideran que el cese de los envíos del combustible profundizará la crisis eléctrica que no ha podido ser superada en Venezuela, lo que traerá más racionamientos y apagones, especialmente en el estado Zulia y en la región andina.

 

El analista José Manuel Aller considera que Venezuela no tiene suficiente capacidad para compensar la ausencia del gas colombiano, no solo por los problemas de producción existentes, sino también porque se registran dificultades en la distribución gasífera.

 

"Eso, unido al déficit de generación y de mantenimiento que existe, agravará la situación porque ese gas era utilizado especialmente en Zulia y en la región andina", manifestó el experto en el área eléctrica.

 

El impacto sobre el suministro eléctrico en esas regiones del país se debe a que el gas colombiano alimentaba la planta de Termozulia y otras varias de la zona de los andes, recordó Aller, por lo que su falta elevará los desequilibrios del sistema eléctrico.

 

Según la información publicada en la prensa del vecino país, desde el campo Ballenas, en Colombia, se venden en promedio 106 millones de pies cúbicos a Venezuela, en el marco del convenio binacional que de todas formas se vencía a mediados de este año y que estuvo vigente por más de cinco años. El acuerdo preveía una reversión en el flujo del gas, de manera que luego Venezuela enviaría gas a la vecina nación.

 

No se puede importar

 

El analista recordó que casi toda la producción gasífera local es dedicada a la industria de hidrocarburos y que, además, Venezuela no tiene capacidad para importar gas porque no existen plantas de compresión.

 

El único mecanismo para compensar la falta del gas colombiano será utilizando más hidrocarburos líquidos para la generación de energía eléctrica, aunque Aller destacó que la producción de gasoil tampoco es tan holgada.

 

Al final, este redireccionamiento de los combustibles líquidos hacia el mercado interno provocará una reducción de las exportaciones de gasoil, consideró el experto.

 

Fuentes del sector energético han asegurado que el impacto de la suspensión de los envíos de gas colombiano se centrará específicamente en las zonas residenciales del norte, sur y centro de Maracaibo, además de los Andes.