Ofrecen a ensambladoras cancelar la deuda de 2014

 Caracas May 8 (El Universal) La industria automotriz llegó a una situación límite. Empresas paralizadas y otras a punto de detener la producción fueron la señal para que el Ejecutivo nacional oyera a los directivos de las ensambladoras.

 

Los ministros de Industrias, José David Cabello, y el de Transporte Terrestre, Haiman El Troudi, se han reunido esta semana con directivos de Ford, General Motors (GM) y Toyota. De las medidas anunciadas por los funcionarios en Twitter se desprende que las soluciones son parciales.

 

Tanto para Ford como para GM el Gobierno nacional ofreció cancelar 20 millones de dólares a cada empresa, correspondientes a deudas con proveedores generadas en 2014.

 

Fuentes ligadas a la industria automotriz recuerdan que la crisis del sector está asociada a la deuda por concepto de importaciones no liquidadas que se generó especialmente en 2013. De acuerdo a los cálculos, las siete ensambladoras privadas deben a sus casas matrices 2,8 millardos de dólares.

 

El freno en la liquidación de los dólares ocurrido a finales de 2013 agravó la situación, ya que imposibilitó a las compañías reponer los inventarios del material de ensamblaje. Hoy Ford, Chrysler, Toyota, Iveco y Mack están paralizadas tras agotar sus inventarios. Sólo MMC Automotriz y GM mantienen una producción, aunque muy por debajo de su capacidad. RD