Nolver frena plan para instalar planta por deuda en dólares

 Caracas Jun 2 (El Universal) El laboratorio Nolver está de fiesta. La empresa cumple 20 años de operaciones en Venezuela, pero no todo es celebración en este 2014 marcado por las dificultades económicas.

 

Las labores en el mercado local comenzaron en mayo de 1994 con apenas 2 trabajadores. Hoy la empresa cuenta con 352 empleados, pero los planes de expansión e instalación de una planta están detenidos por las restricciones cambiarias.

 

Enrique Fontana, gerente general de Nolver, manifestó que "hasta que el panorama se aclare" no podrán llevar a cabo los planes para empezar a producir medicamentos en el país. Aseguró que la compañía cree que "es tiempo de que hagamos una inversión de manufactura", pero que en vista del entorno económico, la decisión quedará aplazada hasta 2015. "Quizás la decisión se dilate", indicó.

 

Fontana informó que la deuda de la compañía por concepto de importaciones no liquidadas ronda los 50 millones de dólares. "La deuda ha crecido y hay proveedores que no cobran desde hace más de un año", detalló.

 

Aunque el monto no es de lo más grandes en el sector farmacéutico, el directivo aseveró que para la empresa es vital cumplir los compromisos. "No hay compañía que pueda subsistir si no paga, nos la pasamos convenciendo a los proveedores en el exterior".

 

Fontana manifestó que en el sector no se oponen a que el Ejecutivo nacional revise la composición de la deuda, pero insistió en que se requiere actuar con rapidez. "Estamos dispuestos a que revisen, pero no se puede demorar más".

 

Si los planes de expansión de la empresa están alterados por la restricción cambiaria, el normal abastecimiento de productos también se ha visto interrumpido.

 

El gerente general de Nolver explicó que la compañía no ha retirado ninguna de las más de 100 presentaciones que comercializan en el mercado local, pero aseveró que las cantidades no responden a los requerimientos que tienen. "No tenemos pata abastecer toda la demanda en el país", admitió. Recordó que las estadísticas del sector farmacéutico muestran un desabastecimiento de 50%.