Industriales reclaman un marco institucional sólido

 Caracas Jul 8 (El Universal) La recuperación del aparato productivo luce como una tarea urgente ante la crisis económica. Para ello, la Confederación Venezolana de Industriales (Conindustria) ve necesario el restablecimiento de un "marco institucional".

 

"Es imposible avanzar en el hecho industrial si no tenemos, reconocemos, fortalecemos y protegemos un sólido marco institucional", manifestó Eduardo Garmendia, presidente de Conindustria, durante el congreso anual del gremio.

 

Garmendia explicó que ese marco institucional supone "reglas de juego y normas claras", "confianza", "actuación de jueces y árbitros justos", así como "predictibilidad sobre una agenda pública a desarrollar y sus consecuencias".

 

Para el directivo, el cuadro económico actual caracterizado por la "falta de legítimas divisas", un "crítico desabastecimiento", una "inflación desbocada", restricciones a la propiedad privada y la "carencia de un diálogo eficiente" obligan a pensar en soluciones.

 

En este sentido, el presidente de Conindustria presentó el documento Visión Venezuela Industrial 2025, en el cual plantean la necesidad de avanzar en una "reindustrialización" e "industrialización" del país, y las posibles vías para ello.

 

"La ruta propuesta nos llama a abandonar la mentalidad rentista y abrazar las banderas de la competencia, de la productividad, de la innovación. Así como venimos pidiendo con urgencia un cambio en el modelo económico, es necesario también que nosotros, empresarios industriales, asumamos un cambio en nuestra mentalidad y conducta", explicó Garmendia.

 

De acuerdo a la visión de los industriales, "Venezuela tiene en su futuro de corto plazo un margen de dudosa flexibilidad que la puede llevar a quedar aislada con enormes reservas de petróleo sin explotar", razón por la cual es indispensable tomar las decisiones para reducir esa dependencia.

 

En el documento presentado por Conindustria, se plantean líneas en 14 "políticas públicas transversales" que abarcan áreas como la competencia, la protección al consumidor, la investigación, y la expansión de la producción, entre otras.