Reforma fiscal apunta a evitar presiones cambiarias

 Caracas Jul 17 (El Universal) En este segundo semestre del año el Gobierno contempla acelerar la reforma fiscal y, según analistas consultados, estas acciones apuntan a evitar presiones en el mercado cambiario.

 

El Presidente Nicolás Maduro anunció este martes que "la revolución fiscal va con todo" a fin de "elevar la cultura tributaria" en el país.

 

Estos ajustes en la política fiscal serían previos a las modificaciones que se realizarán al sistema cambiario, según explicó hace dos semanas el vicepresidente del Área Económica y ministro de Petróleo, Rafael Ramírez: "Hay unas políticas fiscales y monetarias que tenemos que tomar, unas decisiones, antes de ir a un proceso de una convergencia a un sistema de bandas de nuestro sistema cambiario, eso va a suceder en el corto plazo".

 

La reforma fiscal no ha sido detallada por las autoridades, pues será sometida a consulta, pero fuentes oficiales indican que las acciones abarcan la revisión de las leyes tributarias y del gasto, además de ajustes del precio del combustible y de las tarifas por servicios.

 

Con esas medidas se buscaría reducir la liquidez y así bajar las presiones sobre el mercado cambiario y más cuando se prepara una convergencia.

 

José Guerra, economista y ex gerente del Banco Central, explica que de acuerdo a lo indicado por las autoridades las medidas buscan restringir "la demanda para que no vaya contra el tipo de cambio".

 

En ese contexto, señala que "al subir los impuestos y ajustarse el gasto público, la liquidez se restringe y se evitan las presiones cambiarias".

 

En los últimos 12 meses la liquidez se ha disparado 70% debido a que el BCV ha fabricado más bolívares para atender el déficit de las empresas públicas y, adicionalmente, el Gobierno ha incrementado los desembolsos para cubrir los pagos de salarios, pensiones y los gastos de funcionamiento de los entes oficiales.

 

Esa mayor inyección de dinero en la economía junto con la lentitud en la toma de medidas ha tenido impactos. El Jefe de Estado, a mediados de junio, reconoció que el Sicad II no ha funcionado para controlar el dólar paralelo.

 

Asdrúbal Oliveros, economista, agrega que con los últimos anuncios, el vicepresidente de Área Económica intenta convencer de la viabilidad del plan de ajuste, pero apunta que se requiere de un programa integral y, en ese sentido, insiste en que se necesita evaluar el tamaño del gasto y el manejo de la liquidez monetaria.

 

No obstante, la revisión del gasto afectará el comportamiento de la actividad económica, debido a que el crecimiento de los sectores clave ha sido por la inversión del sector público.

 

José Guerra añade que ante una economía que se está desacelerando, la reducción del gasto generará una mayor contracción. Hasta la fecha el BCV no ha divulgado los resultados de la economía del primer trimestre, pero hay signos de que los desequilibrios se acentuaron.