Sidoristas marchan contra la represión y por más inversión

 Caracas Ago 14 (El Universal) A un mes de las amenazas que hiciera el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, en contra de los trabajadores de Sidor por exigir la aprobación del contrato colectivo, las protestas laborales en Guayana no han dado paso a la inacción. Hoy, sidoristas y trabajadores de otros sectores protagonizarán una marcha en defensa del empleo, la libertad sindical, la no criminalización de la protesta y por la reactivación del parque industrial.

 

Yunis Hernández, presidente de Unidad Matancera, indicó que los trabajadores marcharán desde el portón III de Sidor hasta el centro de la ciudad. "El objetivo es que sea pacífica, y por supuesto, con mucho orden y seguridad para evitar que el Gobierno pueda infiltrar elementos extraños y echarles la culpa a los trabajadores", expresó Hernández ante la posibilidad de ser reprimidos por la Guardia Nacional.

 

Señaló que en 37 años de servicio en la siderúrgica no había visto un "exceso de represión" como el que enfrentan hoy en Sidor, y sobre todo en un Gobierno que se califica de obrerista.

 

A su juicio, la fuerza con la que se ha actuado en Guayana responde a un acto de provocación del Gobierno bien sea para ordenar un cierre técnico o justificar la imposición por vía ejecutiva del contrato colectivo, cuyas discusiones están paralizadas en 11 cláusulas económicas.

 

Los sidoristas no han descartado trasladarse a Caracas. No obstante, consideran pertinente agotar todas las vías en Guayana. Hernández sostuvo que hay tiempo de negociar.

 

"Si los palestinos y judíos se han sentado a discutir, cómo es que el Gobierno no da paso a una reunión con la dirigencia sindical para escuchar soluciones", reflexionó.

 

Desde hace un mes no han cesado los descalificativos del Ejecutivo contra los sidoristas. El Presidente Nicolás Maduro ha exhortado a un nuevo modelo sindical, "un sindicalismo para el socialismo, un sindicalismo para una patria libre e independiente".

 

En Sidor aseguran que no se necesita un cuadro político en la siderúrgica, sino insumos, repuestos e inversión para levantar la industria. YF