Controles agravan distorsiones en los sectores prioritarios

 Caracas Ago 18 (El Universal) El Gobierno nacional no ha logrado corregir las distorsiones que ha generado la permanencia de los controles de cambio y de precios. Los graves problemas en la asignación de divisas afectan cada vez más la capacidad productiva de las empresas y pone en riesgo abastecimiento de los bienes necesarios para la población.

 

Los efectos que el control de precios ha tenido sobre la producción y el abastecimiento de los alimentos, como prolongados ciclos de escasez, se han trasladado hacia otros sectores igualmente prioritarios como el de salud, donde las fallas en el abastecimiento de medicamentos se han vuelto más notorias.

 

Las empresas y laboratorios han mantenido sus procesos de producción e importación pese a que no reciben los dólares necesarios, lo cual ha incrementado sus deudas en el exterior, situación que ya es insostenible para la mayoría de ellas.

 

Luis Vicente León, economista y presidente de la firma Datanálisis, explicó que el Gobierno ha tratado de atender la crisis entregando divisas a los sectores que están en apuros, pero no resuelve el problema de fondo que es el aumento de los precios, por lo que coyuntura se mantiene.

 

"Hemos visto explícitamente los problemas en el sector de alimentos, crisis brutales en aceite, harina, leche. Semeja a lo que está ocurriendo en el sector de medicamentos, donde ha comenzado a evidenciarse un crecimiento muy importante de la escasez de medicinas que no para. También se ha extendido a repuestos, carros, cuidado del hogar, detergentes. El Gobierno puede resolver problemas puntuales entregando más divisas. En efecto entregó dólares y oxigenó algunos sectores, pero la realidad es que el problema de fondo no está resuelto y el Gobierno está manejando la economía como una de guerra. Es obvio que reconoce la necesidad de hacer ajustes pero no toma las decisiones", expresó León.

 

El presidente Nicolás Maduro ha dilatado la aplicación de las medidas económicas que prometió anunciaría desde hace más de mes y medio, y que aún se desconoce cuáles son.

 

A juicio de León, la razón por la cual el Ejecutivo no termina de tomar los correctivos necesario en la economía del país "es el temor a los costos políticos y económicos de esos ajustes", porque las consecuencias de las medidas en el corto plazo serán negativas.

 

"Con el ajuste no habrá una economía mejor en los próximos tres meses, sino peor. Habrá inflación, caída de liquidez, no hará mejoras inmediatas en el abastecimiento, recesión, reducción del empleo. Esa es la primera reacción del programa de ajuste", dijo León.

 

Estima que la aplicación del programa de ajuste será de manera gradual y progresiva. "Eso va a ayudar y a oxigenar pero no resolverá el problema. Hay medidas para oxigenar y abonar el terreno para aplicar las medidas correctas".

 

León considera que el Gobierno podría sobrellevar la crisis con la venta de Citgo, cuyos recursos le permitirán tapar los huecos generados con el déficit fiscal y financiar subsidios que beneficien al estrato más desfavorecido de la población.

 

"El Gobierno tiene que devaluar, unificar el tipo de cambio, subir precios, aumentar la gasolina, reducir liquidez y luego subsidiar a la población más afectada con subsidios directos: a los productos básicos pero no con tasa barata sino a los productores. Que el Estado asuma el costo para que las empresas produzcan. Para eso necesita plata y solo la va a conseguir o vendiendo Citgo o subiendo el precio de la gasolina", señaló.

 

Sin control

 

El incremento de la liquidez y la escasez de productos han creado una demanda y unos nieves de consumo que son artificiales. La demanda agregada se ha incrementado en un entorno donde no hay suficientes bienes para la cantidad de circulante que hay en el mercado.

 

León expresó que la demanda en los bienes controlados es infinita, y los venezolanos adelantan sus previsiones de consumo para protegerse a futuro de la escasez.

 

Datanálisis no ha divulgado aún los niveles de escasez de su último estudio, pero este indicador ha mantenido su tendencia al alza en los rubros controlados.