Fedecámaras insta al Ejecutivo a poner fin a la incertidumbre

 Caracas  Ago 28 (El Universal) La crisis económica que enfrenta el país era "previsible" y la superación de la misma depende de soluciones que ataquen la causa del problema, manifestó Jorge Roig, presidente de Fedecámaras.

 

"Cuando decimos que la situación es grave es porque realmente es grave, no queremos ser alarmistas. Toda esta situación era previsible y la hemos venido notificando y avisando en su debida oportunidad para que esto no ocurriera", dijo el dirigente empresarial en rueda de prensa.

 

A juicio del empresario, la instalación de captahuellas en los supermercados o el cierre de la frontera sólo apuntan a las consecuencias de un problema económico, pero no a la raíz. "Todas las decisiones que se han tomado van simplemente a limitar las consecuencias del problema, pero ninguna ataca las causas y las causas de los problemas son los desequilibrios macroeconómicos que tenemos: exagerado gasto fiscal, la subvaluación que tiene en este momento el dólar con respecto al bolívar, aumento de los servicios públicos, una cantidad de decisiones que no se terminan de tomar".

 

El presidente de Fedecámaras aseguró que el peor escenario es prolongar la incertidumbre. "Lo que no puede seguir soportando el país es la incertidumbre de la falta de decisiones, es al Gobierno nacional a quien le compete tomar las decisiones para sacarnos a los venezolanos de la crisis económica que tenemos".

 

En Fedecámaras calculan la deuda del Gobierno con el sector privado por concepto de importaciones no liquidadas en 9 millardos de dólares sin incluir a las aerolíneas. Aunque reconoció que las autoridades honraron el 30% de la deuda que se tenía a comienzos de año, el monto repuntó por las nuevas solicitudes de divisas aprobadas en 2014. Sobre este punto, Roig alertó que el pago de esas importaciones aprobadas este año también empiezan a mostrar retrasos.

 

En el gremio estiman que al cierre de este año la economía podía registrar una contracción de entre 4% y 5%. "El panorama que tenemos en el corto plazo es evidentemente negativo porque no se toman las decisiones (... ) Sin decisiones lo que podemos augurar es que cada día que pasa la crisis se está empeorando".

 

Con respecto a la posible instalación de capta huellas en supermercados, Roig afirmó que se trata de una medida "indignante y humillante". Precisó que cada máquina costará entre 10 y 15 mil bolívares, pero advirtió que las bodegas o pequeños comercios "no tienen la capacidad de afrontar ese gasto".