22% caen las importaciones en el primer semestre

 Caracas Ago 29 (El Universal) Las cifras oficiales reflejan que en la primera mitad del año hubo una disminución en las importaciones, debido en gran medida a la lentitud en la asignación de divisas.

 

Según el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), en el primer semestre de 2013 las compras externas totales de bienes, insumos y maquinarias alcanzaron los 22,1 millardos de dólares, en igual periodo de 2014 llegaron a 17,3 millardos de dólares con lo cual hubo un descenso de 22%.

 

En ese retroceso incidió el comportamiento de las compras externas por parte de los privados. Aunque el Gobierno tiene una estructura de tres sistemas para la asignación de dólares (Cencoex, Sicad I y Sicad II), la oferta ha sido insuficiente para cubrir los requerimientos de las empresas.

 

De hecho, el régimen cambiario se enfrenta a una menor disponibilidad de dólares. Si bien las autoridades aseguran que cuentan con fondos en divisas, los propios datos del sector público indican que las reservas internacionales siguen sin superar el umbral de los 21 millardos de dólares y de esos activos del Banco Central de Venezuela, el 70% está en barras de oro. Solamente 30% es la porción líquida que se destina a importaciones y pagos de deuda.

 

Áreas fundamentales

 

Las cifras del Instituto Nacional de Estadísticas muestran que entre enero y junio de 2013 las compras en el exterior de las áreas de agro y alimentación (animales vivos, productos del reino vegetal, aceites y productos alimenticios) fueron 4,7 millardos de dólares, en el mismo periodo de este año sumaron 4,8 millardos de dólares subiendo apenas 2,1%.

 

En otros rubros como los productos farmacéuticos las importaciones del pasado año fueron 1,4 millardos de dólares, en este 2014 alcanzaron los 1,2 millardos de dólares, lo cual demuestra un retroceso de 12%.

 

En otro sectores como plástico y textil las importaciones tuvieron reducciones de 23 y 32%, respectivamente.

 

Ese comportamiento de la adquisición de bienes e insumos en el exterior ha impactado en la producción de los sectores clave de la economía.

 

Al cierre del pasado año, la manufactura terminó con un saldo negativo y aunque no se han divulgado las cifras oficiales sobre el resultado de la actividad económica en el primer semestre del año, esa situación no se ha revertido. Algunos sectores ya han mostrado señales de que la producción decrece, el sector automotor registró una caída de 83%.

 

En ese contexto, los representantes del sector privado han destacado que la lentitud en la entrega de las divisas ha generado obligaciones con los proveedores, lo cual ha dificultado la reposición de inventarios.

 

Ya diferentes bancas de inversión han pronosticado que este año será de recesión económica y alta inflación.