Juicios en Ciadi obligarķan a cancelar $24 millardos

 Caracas Sep 1 (El Universal) El Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (Ciadi), un organismo del Banco Mundial que resuelve disputas entre gobiernos y compañías extranjeras, procesa 28 casos en contra de Venezuela y las decisiones podrían obligar a pagos que impactarían con fuerza a las finanzas del país.

 

Un estudio elaborado por Scotia Bank explica que usualmente los casos que involucran a Venezuela tardan entre tres y cuatro años en ser resueltos y por tanto la decisión sobre las demandas introducidas a finales de 2007 y 2009 por Exxon Mobil, Conoco Philips y Gold Reserve, tras ser expropiadas, deben tardar poco tiempo.

 

Tras aplicar criterios de descuento a las sumas solicitadas por las compañías, el trabajo de Scotia Bank calcula que estos tres casos podrían tener un costo para el país de 16 mil millones de dólares y en total los juicios pendientes exponen a Venezuela a cancelar hasta 24 mil millones de dólares.

 

Scotia Bank precisa que existe incertidumbre sobre estos estimados ya que el grueso de la cifra corresponderá al resultado de pocos casos y por tanto no descarta que pueda haber un desenlace significativamente diferente.

 

Una vez el Ciadi emite su decisión ésta se considera definitiva y no hay apelaciones. No obstante, existe la posibilidad de que Venezuela introduzca una solicitud de anulación que de acuerdo al récord que tiene este tipo de procedimientos, es muy poco probable que prospere pero tardaría entre uno o dos años en procesarse.

 

Si agotadas todas las instancias el gobierno venezolano se niega a pagar habría consecuencias importantes.

 

Ciento cincuenta países han ratificado la convención del Ciadi, incluyendo Estados Unidos y el Reino Unido. En virtud del artículo 54 de la Convención, cada uno de estos países tendría que aplicar la decisión como si se tratara de una sentencia de sus propios tribunales.

 

Básicamente los inversionistas buscarían expropiar activos de Venezuela ubicados en Estados Unidos y "cualquier dinero obtenido por el Ministerio de Finanzas a raíz de una oferta de bonos inicial en Nueva York sería un blanco fácil", dice Scotia Bank.

 

En consecuencia el Ministerio de Finanzas y Pdvsa podrían perder el acceso al mercado internacional, aunque tendrían la alternativa de vender bonos en divisas a inversionistas locales que luego revenderían los títulos en el exterior.

 

Otro factor a tomar en cuenta es que los acreedores podrían intentar embargos de envíos de petróleo o el pago que realizan otros países por el crudo que les envía Pdvsa.

 

Además la decisión de no pagar podría ser interpretada por fondos de inversión que tienen bonos venezolanos en sus portafolios como un default y exigir el pago de los títulos antes de su vencimiento.

 

Scotia Bank indica que anualmente Venezuela, incluyendo a Pdvsa y los compromisos con China, paga 19 mil millones de dólares por concepto de deuda externa, por lo tanto, las decisiones del Ciadi equivaldrían a duplicar esta suma.

 

Otra manera de observar el impacto es que las decisiones del Ciadi podrían obligar a pagar una cifra equivalente a 31% del ingreso anual por exportaciones petroleras que se proyecta en 76 mil millones de dólares.

 

El Gobierno de Nicolás Maduro comenzó negociaciones para vender Citgo, la filial de Pdvsa que se encuentra en Estados Unidos.

 

Analistas consideran que entre las motivaciones se encuentra protegerse de un eventual embargo por el incumplimiento de las decisiones que tomará el Ciadi en contra de Venezuela.