Al Fondo de Reserva irá 0,6% de lo que ingresó al Fonden

 Caracas Sep 05 (El Universal) A fin de disminuir las dudas de inversionistas y empresarios acerca de la cantidad de divisas que posee la República Nicolás Maduro anunció la creación de las reservas estratégicas, una cuenta que reflejará todo lo que existe en los distintos fondos en dólares, principalmente Fonden y Fondo Chino, pero el aporte inicial no ha sido el esperado.

 

Maduro afirmó el pasado miércoles que "vamos a llevar en una cuenta única todo lo que el Estado maneja para inversiones de desarrollo en Fonden, Fondo Chino y otros fondos de aportes de divisas".

 

Inmediatamente agregó que la cuenta, a la que llamó Fondo Estratégico de Reservas, "la vamos a abrir con 750 millones de dólares y en los meses que están por venir tenemos algunas metas muy importantes".

 

El aporte inicial para el Fondo Estratégico equivale a 0,6% de los 119 mil millones de dólares que ingresaron al Fonden entre 2005 y 2014.

 

Si a lo administrado por Fonden se suman los 46 mil millones de dólares colocados en los dos fondos creados para manejar los proyectos con China, se obtiene un total de 165 mil millones de dólares y el aporte inicial al Fondo estratégico de Reservas apenas representa 0,4% de esta cifra.

 

Un aspecto clave en el Fondo, aparte de la magnitud de los recursos, es que si las divisas que colocará el Gobierno no ingresan a las reservas internacionales del Banco Central, sino que se mantienen en una cuenta aparte como ha dicho el Presidente Nicolás Maduro, estos dólares no serán utilizados para disminuir la sequía de divisas que sufre el sector privado.

 

Efraín Velásquez, presidente del Consejo de Economía Nacional, considera que los anuncios de Nicolás Maduro apuntan a la creación de un fondo de estabilización, es decir, unas divisas que en caso de que caigan los precios del petróleo podrían ser transferidos en un futuro a las reservas.

 

"Una cosa fue los comentarios iniciales cuando se hablaba de unificación de todas las reservas que sería integrar Fonden y el Fondo Chino a las reservas internacionales que administra el Banco Central, pero ahora estamos hablando de un fondo estratégico con un aporte inicial de 750 millones de dólares es una idea totalmente diferente", explica Efraín Velásquez.

 

Complementa la idea y señala que "eso podría ser una nueva versión de un fondo de estabilización macroeconómica pero con cantidades irrisorias para enfrentar cualquier desequilibrio de balanza de pagos".

 

El economista Orlando Ochoa explica que "750 millones de dólares es una cifra muy baja, muy pequeña poco trascendente" y agrega que según la información que maneja los recursos disponibles en los distintos fondos, no comprometidos, no superan 6 mil millones de dólares.

 

En junio de 2005 una reforma legal cambió la arquitectura financiera del país. Desde entonces, Pdvsa ya no estuvo obligada a entregar todos los dólares que obtiene por la venta de petróleo al Banco Central, y sólo envía lo que estima necesario para mantener la estabilidad de las reservas internacionales y cubrir importaciones.

 

El resto de los petrodólares fluye a una serie de fondos en moneda extranjera que maneja directamente el Ejecutivo como Fonden y Fondo Chino.

 

La estrategia contemplaba que el Gobierno dirigiría la mayoría de estos petrodólares a proyectos destinados a diversificar la economía, a disminuir la dependencia en el petróleo.

 

No obstante, las estadísticas oficiales registran que nueve años después el país se ha hecho más dependiente de la renta petrolera y Pdvsa aporta 96 de cada 100 dólares que ingresan al país.

 

Entre 2005 y 2012 las exportaciones no asociadas al petróleo registran un severo descenso de 50% desde 7 mil 571 millones de dólares hasta 3 mil 771 millones.