Exigen atención oficial en crisis del sector automotriz

 Caracas Sep 18 (El Universal) La Federación Unitaria de Trabajadores Automotrices y Autopartistas convocó para hoy una paralización de actividades del sector automotriz en el estado Carabobo, como medida de presión frente a la crisis que atraviesa el sector.

 

Cristian Pereira, presidente del gremio, indicó que la actividad se extenderá solo por 24 horas, y es la primera de otras acciones de protesta que aspiran a ejecutar en la entidad.

 

Detalló que unos ocho mil trabajadores de las plantas Chrysler, Encava, General Motors y Ford que operan en el estado Carabobo participarían en el paro laboral. No obstante, está previsto que se sume personal de otras entidades, como el de Toyota que reside en Sucre.

 

Pereira explicó que los trabajadores enfrentan una "situación terrible en el sector, arremetida patronal y apatía del gobierno que no quiere reunirse con los trabajadores y sus sindicatos". Aseguró que a pesar de que existe una solicitud de prohibición de despidos laborales, hay empresas que están solicitando calificaciones de despidos debido a una caída de la producción estimada en 83,31%. Según dijo, a las 200 calificaciones de despidos que existen en Toyota se sumaron otras 15. En general, contabilizan 1.500 solicitudes en todo el país.

 

"El gobierno ha atendido a los empresarios, pero los trabajadores seguimos con condiciones deplorables", insistió el sindicalista.

 

El titular de la Federación Unitaria de Trabajadores Automotrices y Autopartistas indicó que se mantendrán en asamblea permanente para buscar una solución a la situación.

 

Cuestionó que el alto comisionado para la industria automotriz en Carabobo, Saúl Ameliach, "no ha dado señales para reunirse con los trabajadores y saber qué ocurre".

 

En agosto, el presidente Nicolás Maduro aprobó una serie de peticiones formuladas por el gobernador del estado Carabobo, Francisco Ameliach, para fortalecer la actividad automotriz en la región e impulsar 80 mil empleos. Parte de las propuestas era "congelar los puestos de trabajo pero sin parar la calificación de despidos de los trabajadores cuando estén justificados, gestionar que la distribución de divisas se haga a todo el entramado del proceso de producción y que el acero que necesita la industria pueda ser suministrado por Sidor", según una nota publicada en la página web del gobernador. YF