La deuda con proveedores limita planificación para 2015

 Caracas  Oct 17 (El Universal) El Centro Nacional de Comercio Exterior (Cencoex) instó a las empresas a presentar su plan de divisas para 2015 en el marco de lo que será el Plan General de Divisas de la Nación.

 

De acuerdo a la información divulgada en la web del organismo las empresas registrarán los bienes que producen y los dólares que requieren, con lo cual se creará una declaración jurada. Si el presupuesto de las empresas es mayor o igual al 130% de su histórico de importación, o se vaya a ingresar un código arancelario diferente a su histórico, las empresas deben registrar el Proyecto de Inversión.

 

En el sector privado consideran que saber la disponibilidad de divisas para el próximo año es positivo, pero advierten que hay varias trabas para completar esa planificación de 2015.

 

Una de esas barreras es la deuda que aún acumulan empresas de diversos sectores por concepto de importaciones no liquidadas con sus proveedores en el exterior. Antonio Orlando, presidente de la Asociación Venezolana de Distribuidores de Equipos Médicos, Odontológicos, de Laboratorios y Afines (Avedem), aseguró que sin el pago de la deuda es difícil pensar en una normalización de las importaciones en 2015.

 

"Hasta que no paguemos toda la deuda no nos van a enviar la mercancía", dijo Orlando. Sólo en el caso de las empresas afiliadas a Avedem la deuda con los proveedores es de 245 millones de dólares.

 

Un directivo de una ensambladora de vehículos, que prefirió reservar su identidad, también ve la deuda con las casas matrices como una barrera para hacer la planificación del próximo año. Aunque explicó que el presupuesto de 2015 y la deuda serían "cuentas separadas", indicó que una afecta a la otra. "Necesito pagar la deuda, si no, no nos van a despachar". A modo de ejemplo, citó la situación vivida por las ensambladoras este año: a falta de una solución al pago de la deuda, las autoridades aprobaron divisas a las automotrices a través del Sicad 1, lo que apenas ha permitido disminuir el lapso de paralización de las automotrices.

 

Ismael Pérez Vigil, presidente ejecutivo de Conindustria, manifestó ayer en Globovisión que la deuda de los industriales locales con sus proveedores aún oscila entre 10 y 12 millardos de dólares.

 

Pero ese no es el único problema. En el sector privado desconocen cuáles serán los criterios del Cencoex para medir el histórico de las importaciones. El presidente de Avedem indicó que si la referencia son los dos últimos años, entonces las aprobaciones de divisas para 2015 seguirán a la baja.

 

"¿Cómo van a planificar en función de un histórico si los dos últimos años no reflejan la atención de la demanda porque hemos estado restringidos?", se interrogó Orlando. Agregó que la demanda anual de los importadores de equipos médicos es de mil millones de dólares, pero este año las compras no llegarán a 200 millones de dólares.

 

El espejo de 2014

 

En enero de este año el entonces Vicepresidente del Área Económica, Rafael Ramírez, anunció que las importaciones se regirían por un plan de divisas "en base a un ingreso mínimo de 42 mil 700 millones de dólares". De ese total, 31 mil 300 millones serían al tipo de cambio de 6,30 del Cencoex y 11 mil 400 millones mediante subastas semanales de 220 millones de dólares del Sicad para importadores, estudiantes y remesas. "Le damos los dólares a los raspacupos o traemos los medicamentos, les damos los dólares a los viajeros o traemos alimentos", dijo Ramírez en enero.

 

Los datos oficiales indican que entre enero y el 5 de septiembre de 2014 el Cencoex sólo había liquidado 10 mil 700 millones de dólares. Con respecto al Sicad 1, Síntesis Financiera indicó en su reporte de esta semana que se han repartido 6,1 millardos de dólares a un tipo de cambio promedio de 10,83 bolívares por dólar.