Consecomercio ve con "cautela" nuevas inspecciones

 Caracas Nov 4 (El Universal) El anuncio de nuevas fiscalizaciones y la posible reedición del "Dakazo" preocupan a los comerciantes. Desde el Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (Consecomercio) observan con "cautela" las inspecciones que realiza el Gobierno nacional.

 

Mauricio Tancredi, presidente de Consecomercio, manifestó que las fiscalizaciones realizadas a finales del año pasado y la posterior rebaja de precios por decreto dejaron al sector "golpeado" en sus inventarios y en la "disposición" a invertir. Aunque aseguró que los comerciantes formales están dispuestos a "colaborar" con las autoridades, aseguró que hay preocupación. "Estas inspecciones las vemos con cautela", dijo Tancredi a propósito del plan de inspecciones iniciado por la Superintendencia Nacional para la Defensa de los Derechos Socio Económicos (Sundde) desde el pasado 1 de noviembre.

 

"Las fiscalizaciones deben hacerse en un marco profesional con respeto a las personas y a la propiedad", agregó el presidente de Consecomercio.

 

La organización empresarial también emitió un comunicado de prensa en el que relata las dificultades que han enfrentado este año. "El comercio formal ha funcionado durante los diez meses de 2014 condicionado por una severa reducción de la producción nacional, las limitaciones que han tenido los importadores para adquirir bienes en los mercados internacionales como consecuencia de deudas no honradas, y la severa restricción impuesta por el Cencoex para adquirir las divisas necesarias para hacer nuevas compras".

 

Al cierre del primer semestre del año, el 82,4% de los 480 comerciantes consultados por Consecomercio en la Encuesta Comercial y de Negocios destacó al "control de cambio" como uno de los factores que más limitaba la actividad comercial.

 

Asimismo, Consecomercio indicó que "el comercio formal venezolano se ha visto obligado este año a asumir serios aumentos en las tarifas de la mayoría de los servicios públicos que presta el Estado y el área municipal".

 

Tancredi también mostró preocupación por la disposición que obliga a los comercios a vender productos marcados con el "Precio Justo de Venta al Público". Instó a la Sundde a dar talleres para aclarar las dudas de los comerciantes.

 

A modo de ejemplo citó el caso de un mismo producto que puede tener precios distintos dependiendo de la tasa de cambio empleada en su importación. "Puedes tener un mismo producto en un mismo anaquel a precios distintos porque los compraste a diferentes precios", señaló el presidente de Consecomercio.