Menos reservas respaldan más bolívares circulando

 Caracas Feb 09  (El Universal) La cifra representa una contracción de 33,7% en los últimos siete años, pero en paralelo se produjo un crecimiento de 821% en el monto de la liquidez monetaria (M2). Eso significa que existen en circulación más bolívares respaldados por menos reservas.

 

Las reservas internacionales, básicamente, son activos financieros en divisas para garantizar las operaciones del país con el resto del mundo, y para estabilizar la moneda. Son, además, el respaldo de los bolívares en circulación. Están constituidas, fundamentalmente, por divisas fuertes, oro monetario, y Derechos Especiales de Giro.

 

Por cada dólar de reserva, se emite una cantidad de bolívares, lo cual depende, en primera instancia del tipo de cambio. Esto es, porque el Banco Central recibe los dólares generados por los agentes económicos del país (principalmente, Pdvsa, exportadores públicos y privados, convenios de financiamiento) y les entrega la contrapartida en bolívares, determinada por el tipo de cambio vigente.

 

Hasta hace poco, tales operaciones se hacían al tipo de cambio de Bs 6,30/$. Ello explica que, en el primer año de nuestro análisis, la relación resultante de comparar liquidez contra reservas, estaba muy próxima al tipo de cambio oficial. Para 2008, las reservas estaban en 33.672 millones de dólares, y el cociente de la liquidez monetaria (M2) fue de 6,47 Bs/$. A esta relación se le llama tipo de cambio implícito, porque expresa el nivel teórico en que debería estar el tipo de cambio, si se asume que este se forma a partir de las reservas. En el año siguiente, merced a un incremento del 25,43% en las reservas internacionales, el cociente bajó a Bs 5,9/$, lo que significa que las reservas crecieron más de lo que lo hizo la liquidez monetaria y ello se tradujo en que cada dólar de reserva respaldaba una menor cantidad de bolívares en circulación. O sea, que se había producido una apreciación del bolívar, al tener mayor respaldo.

 

En los años subsiguientes, el monto de las reservas internacionales comenzó a bajar, mientras que en paralelo, la liquidez monetaria se mostró en aumento. El resultado fue que se produjo un aumento de los bolívares en circulación respaldados por un menor nivel de reservas. Para el cierre de 2014, la relación entre la liquidez en circulación y las reservas llegó a Bs 90,04.

 

Entre 2008 y 2014, el cociente o tipo de cambio implícito creció en 1.291%. Eso significa un aumento mayor de los bolívares en circulación, respaldados por un nivel de reservas internacionales menor.