Hay que reponer flujo externo de autopartes

 Caracas 2 Mar (El Universal) Hasta el año 2010 las cosas para el sector del comercio de autopartes marchaban más o menos bien, pero ahora la situación se presenta bastante crítica, por cuanto no tienen acceso a las divisas para los niveles de importación y atender la demanda de repuestos de más de 5 millones de unidades del parque circulante, de carga pesada, transporte público urbano e interurbano, de pasajeros y usuarios en general.

 

José Cinnirella, presidente de la Cámara Nacional de Comercio de Autopartes, aclara que "el secreto de nosotros es la planificación por anticipado de las compras con nuestros proveedores y eso lo veníamos cumpliendo para atender de manera regular a toda la cadena de comercialización. Hemos debido hacerlo en septiembre de 2014. Esto ya no existe."

 

-¿Cuál es el mapa nacional?

 

-Este sector mantiene a nivel nacional más de 10.000 puntos de ventas de comercios grandes, medianos y pequeños, integrados por mayoristas, distribuidores, detalles, estaciones de servicio y algunos concesionarios.

 

-¿Y el empleo?

 

-Emplea unas 50 a 60 mil personas de manera directa, sin contar los indirectos. Se han venido cerrando muchos de ellos y perdiendo puestos de trabajo.

 

-¿Cantidad de divisas recibidas?

 

-Unos 120 millones de dólares recibidos, entre Cencoex y Sicad I, de unas necesidades de 1.200 millones de dólares anuales para abastecer toda la cadena.

 

Explica que en los análisis se contemplan realmente los repuestos de todo tipo que necesita el mercado, con base en la antigüedad del parque y cada quien en el comercio se especializa en determinadas piezas, modelos y marcas. Por su parte el fabricante de repuestos, conforme a su capacidad de producción, nos va despachando los contenedores para atender la cadena de distribución en el país.

 

-Cómo operan ustedes?

 

-Nos dividimos en fabricantes e importadores. Los fabricantes destinan el 70% de su producción a las ensambladoras y el resto al mercado de reposición. En el caso de las baterías, ellos tienen su propia cadena de distribución.

 

José Cinirella explica que hasta el 2007 había 14 ensambladoras y "los repuestos originales los importábamos nosotros para Fiat Peugot, Nissan, con tecnología de punta", dijo.

 

-¿El gobierno se reúne con ustedes?

 

-Se reúne con los fabricantes de autopartes pero no con los importadores. En marzo y abril 2014 en mesas técnicas pudimos plantear los problemas del sector y soluciones al Ministerio de Transporte. Refiere que al eliminarse las casas de bolsa en 2010 y suspenderse la venta de títulos valores y los bonos del tesoro, que eran una ayuda muy importante, comenzaron los problemas y los retardos en Cadivi, mientras que los fabricantes pararon los despachos al comercio.

 

El presidente de Canidra, observa que las subastas son limitativas, excluyentes y no todos reciben lo que requieren.

 

-¿Por qué son excluyentes?

 

-No nos permite la planificación. Se muestra escéptico con lo que viene en el esquema 2 nuevo (30% de importaciones para todos los sectores). Atenta contra la variedad de repuestos y con lo que se compra afuera. De allí que han venido cayendo los inventarios. y hay una escasez pronunciada de autopartes.

 

El directivo alertó que se han venido paralizando flotas de cargas, rutas urbanas e interurbanas y autos particulares. A niveles de talleres, están abarrotados y sin repuestos. Pesa mucho la caída de los precios petroleros.

 

-¿Creen que mejorará el sector?

 

-Con el nuevo sistema cambiario Sicad y Simadi, no vemos que pueda mejorar la situación. "El 70% de lo que ingrese será para Cencoex a 6,30. La diferencia es para todos los sectores y allí estamos nosotros. No cumpliremos con la alta demanda y se está envejeciendo el parque circulante al no haber reposición. Las ensambladoras están produciendo poco y tienen graves problemas. No se les ha reconocido la deuda ni entregando divisas", explicó.

 

-¿Y el crédito se mantiene?

 

-Nuestra deuda con proveedores del mundo ha bajado a unos 40 a 50 millones de dólares. De 170 a 175 millones que teníamos hace unos 4 años.

 

Cinnirella clama por abrir un diálogo claro con el gobierno y que éste entienda cómo trabajan en el sector importador de autopartes.

 

-¿Y la red de distribución?

 

-Tenemos una red de distribución creada a lo largo de 60 años en ciudades y pueblos, con ventas de repuestos originales o de reemplazo.

 

Entiende y está de acuerdo que el Gobierno quiera sustituir importaciones, priorizar las divisas y apoyar la producción nacional. "Pero la mirada también debe dirigirse a los importadores de autopartes", dijo.

 

-¿Se ha afectado el flujo de caja?

 

-Los flujos de cajas están afectados en el comercio y se han incrementado los gastos fijos, pero sin poder aumentar la oferta de repuestos ni los ingresos. Hay descapitalización. El costo de reposición lo hemos perdido y traer mercancía lleva unos 6 meses.

 

Muestra una carpeta con solicitudes de audiencias al Gobierno. La última a la Sundee para revisar los márgenes de comercialización en la cadena.

 

Cinnirella se muestra cauteloso. No está muy ilusionado con el sistema de subastas que se inició.

 

"Hay muchos riquisitos. También empresas sin poder traer nada y agotaron inventarios", sentenció.

 

-¿Y el diálogo?

 

-Nos preocupa la falta de diálogo directo gobierno -sector privado.